Las medidas cambiarias del Banco Central dispuestas el 15 de septiembre provocaron una revisión en las expectativas del sector inmobiliario que realiza sus transacciones en referencia al valor dólar pero también genera oportunidades para quienes cuentan con billetes, físicos.

El Colegio Profesional Inmobiliario porteño (Cucicba) expresó en un comunicado su "preocupación" por las medidas del BCRA porque "dificultan el normal funcionamiento del mercado cambiario, alejando aún más la reactivación del mercado inmobiliario y, por ende, coartando la posibilidad de que miles de argentinos puedan acceder a la vivienda propia o inviertan en la construcción de inmuebles".

"Llamamos a que las autoridadesra que avancen en otro tipo de políticas que permitan que 'el ladrillo' continúe siendo la opción preferida por los argentinos al momento de resguardar el valor de sus ahorros", indicó Cucicba.

En este escenario, de acuerdo a las consultas que realizó la agencia Télam, existen tres segmentos que pueden resultar beneficiados con las medidas:

Negociación de precio a la baja 


"En períodos de cepo, el dólar 'billete' se revaloriza, algo que sucede desde el primer cepo de este período (agosto 2019); el fortalecimiento del dólar billete, que ocurre en períodos de cepo, ayuda a bajar los precios acercando a las partes, comprador y vendedor", de acuerdo con el análisis del corredor inmobiliario Juan Pablo Baca.

En un informe, Baca señaló que además "los costos de construcción, que ya venían bajos en dólares, lo seguirán estando, lo cual hará reactivar esta industria".

De hecho, hace una semana el Gobierno lanzó el plan de Precios Cuidados para la Construcción con el objetivo de mantener los costos y que la mayor actividad que se prevé, no impacte al alza.

El programa busca establecer valores de referencia en materiales de la construcción e incluye aberturas, arena, cal, cemento, cerámicos y porcelanatos, chapa, grifería, hierro, ladrillo, pinturas, placa de cemento, placa de yeso, productos de aislación e impermeabilización, de electricidad, de iluminación, sanitarios y yeso.

El plan incluye 93 productos disponibles con precio de referencia, abarcará 17 rubros para la obra gruesa y de terminación y los precios que se redujeron 5% promedio respecto al valor que tenían en el mercado.

Datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires 

El costo de las escrituras 

Baca consideró que "los cepos cambiarios impactan en la confianza y en lo operativo financiero, esto repercute más en el mercado inmobiliario cuando se relacionan los ladrillos con los pesos; actualmente, frente a la ausencia de créditos hipotecarios, los pesos no influyen en el mercado del usado, que es el 'termómetro' inmobiliario".

Por su parte, Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa, observó que "cuando hay mucha disparidad de valores en cuanto al dólar, el vendedor se resguarda", mientras que "al que compra puede que lo tiente un poco la situación de ver si puede sacar alguna tajada con respecto a la situación de poder renegociar el precio".

Di Maggio señaló además que "la escritura, si el dólar continúa trepanado como lo está haciendo, les va a salir mucho más barato porque es al dólar oficial. es decir, que las escrituras van a salir bastante baratas".



Agregó que "el tema de la construcción va a ser aún mucho más tentador si sigue aumentando el dólar" y recordó que "hoy no está habilitada la construcción; quien está haciendo acopio va a hacer un buen negocio.

El precio de los materiales

Di Maggio remarcó que "hay que ver cuándo se habilita la construcción, a qué valores se venden los materiales". En ese sentido, Luis Guido, director de Grupo Idea Desarrollos,  observó que "quienes tienen remanente de pesos y no pueden acceder al dólar ahora con esta nueva restricción, otra nueva traba más,  la construcción en pozo vuelve a ser una alternativa interesante".

"Con valores en dólares bajos, históricamente bajos, y con la posibilidad de aportar pesos en un bien que se va a dolarizar a futuro, esa situación se reforzaría aún más", afirmó.