El teatro independiente pierde una de sus salas más emblemáticas. Cerró sus puertas Sportivo Teatral, el estudio de teatro y sala independiente creada por el reconocido director Ricardo Bartis. Fundado en 1986, en 1998 se mudó a Palermo, ofrecía clases y obras de teatro independientes. Pero para todos era más que una sala, fue un espacio muy querido, por eso actores, actrices y alumnos se acercaron a la sala en los últimos días para sacarse fotos y despedirse.

En su espacio se formaron varias generaciones de actores, algunos como Pompeyo Audivert, Luis Machín, María Onetto, Soledad Villamil, como tantos otros. Por eso todos quisieron ir a despedirse de la casona de Thames 1436, en Palermo. Estaba en venta desde hace un año y medio, al poco tiempo de la llegada de la pandemia, pero su crítica situación venía de antes. Sin ingresos, era casi imposible cubrir los altos costos de una casona con tres salas, terraza y patio de más de 400 metros cuadrados.

Ricardo Bartis confirmó a BAE Negocios la venta: “Sportivo Teatral cerró, continuará con otros dueños, va a ser un espacio para formar en clases de teatro, danza y música, pero tendrá otro nombre. Los nuevos compradores ofrecerán servicios para los empleados de las empresas”.

En el Sportivo Teatral estaba todo listo para arrancar con las clases de teatro en marzo, pero quedó todo suspendido, incluidas las obras de teatro planificadas desde abril. Los encargados del lugar están organizando el inventario para poder entregarlo a los nuevos dueños. Mientras tanto, desfilan artistas que van a despedir y agradecer todo lo que aprendieron.

Siento una tristeza infinita, es parte de la desgracia argentina. Es un lugar que construimos con nuestras propias manos, nos terminó de hundir la pandemia, pero ya veníamos con dificultades. La ayuda oficial es una broma en relación a los espacios teatrales, pero no me quejo. Nunca estuve de acuerdo en la intervención del Estado que termina generando confusión, dependencia y tiene tantas exigencias que termina obligando a los espacios que necesitan ayuda a cambiar el rumbo”, dijo Bartis a BAE Negocios a fin del año pasado, cuando confirmó que estaba en venta. Y continuó: “El teatro no le importa a casi nadie, las autoridades ni se enteran de los premios e invitaciones internacionales. Aunque después se llenan la boca, inventando festivales internacionales de teatro en Buenos Aires. Cuando un espacio necesita ayuda es humillante todo lo que hay que hacer, casi ponerse de rodillas. Esto no le pasa sólo al Sportivo Teatral, le pasa a 110 espacios alternativos que luchan para sobrevivir”.

Todo cambió, el barrio de Palermo ya no es el que era.  “Nunca quisimos ser un teatro, esto es un estudio de teatro que produce de manera alternativa e independiente. No queríamos ser un proyecto comercial. Teníamos una propiedad valuada en más de un millón de dólares y no podíamos resolver cosas primarias. Al final, se convierte en una carga y llega un momento en el que no podes más. Es muy triste que este lugar tan querido, donde todo lo que ganamos se usó para mejorar la infraestructura, ahora cierre. El ABL que nos cobra la Ciudad, por más que es el 25%, es altísimo, pagamos $7000 de agua, más luz y gas”, señaló con bronca.

Catorce trabajadores dependían de los ingresos del Sportivo Teatral. “Para los compañeros todo el tiempo que estuvimos cerrados fue demoledor, aguantamos lo que pudimos, repartimos lo que habíamos ahorrado, el dinero de los subsidios lo usamos para cubrir necesidades básicas de los que trabajaban en el estudio. Más allá del cierre, le tengo bronca a un montón de mequetrefes que se llenan la boca hablando de la cultura. Basta ver las cuentas bancarias de los que producen arte y compararlas con las de los funcionarios responsables del área. Se vende, pero seguirá existiendo en la memoria de las personas que han trabajado o visto los espectáculos. Nos obligan a mantener un perfil más clandestino. Creen que los teatros alternativos somos una especie de hipismo tardío, experiencia lúdica, que somos gente que no tenemos nada que hacer. No vamos a montar otro espacio y vendemos el Sportivo Teatral porque no tenemos para comer”, dijo Bartis.

No es el primer espacio teatral que cierra, más de media docena bajaron sus persianas en la Ciudad de Buenos Aires porque no pudieron sobrevivir a la falta de alumnos y de espectadores. Bartis lo graficaba muy bien: “La pandemia generó una situación de repliegue muy fuerte, el teatro va a tardar mucho en recuperarse. En términos del lenguaje escénico se ven muchos monólogos, hay una ausencia propositiva de lenguajes escénicos, hay un teatro de living, un teatro débil sin sangre, sudor ni sexualidad, un teatro vegano”.

La despedida de actores, actrices y alumnos

Entrar al Sportivo Teatral es para muchos recordar historias, reencontrarse con amigos y como diría el actor, director y dramaturgo Bernardo Cappa: “Hasta que fui al Sportivo. Lo sabía desde hacía tiempo, pero no me animaba a ir. Llegué en el 2003. Todavía recuerdo el viaje en colectivo hasta Córdoba y Serrano, dónde me baje, miré el bar pensé, acá deben de venir a tomar un café, acá deben comprar las cosas, todo desde que me bajé del colectivo refería al Sportivo”.

En una carta publicada en su página de Facebook, el actor y dramaturgo continuó: “El día que con Martin Otero logramos que César Menotti fuera a dar una charla, lo comprendí, en ese lugar me reencontré con mi viejo. En ése lugar me pude abrazar con él. En ése lugar aquel dolor encontró un cauce dónde drenar. Que más puedo pedirle a Bartolo. Sólo me queda agradecer. Porque si bien se dice que para desplegar la propia potencia hay que matar al padre, en mi caso primero tenía que encontrarlo. Gracias al Sportivo ahora con mi viejo nos comprendemos. Ahora eso que pasaba en la cancha puedo hacerlo yo en un espacio teatral. En el Sportivo aprendí a convertir esas emociones confusas, ese vínculo con la infancia rota, en forma y aprendí también que esa forma no está hecha solo de emociones mías sino que de esas emociones está hecha esa distancia que nos aloja y a la que llamamos Argentina. Tal vez entonces el Sportivo estaba ahí para suturar aquellas heridas que la forma de hacer historia gusta de hacer en nuestra carne. Otra vez gracias Sportivo, gracias Bartís, por tanto”, decía Bernardo Cappa emocionado.

La actriz y directora Claudia Cantero, también se despidió de este querido espacio: “Mi querido Sportivo. Que felices fuimos!!! Que aventura maravillosa descubrirte y permanecer. Cuando te conocí supe inmediatamente que había dado con mi lugar en el mundo. Con el estimulo que necesitaba para afirmarme y actuar, actuar, actuar. Gracias Bartolo. Gracias mis queridas y queridos compañeros de todos los tiempos. Se cierra una parte tan importante de nuestra historia. Te voy a querer toda la vida. Bartolo, hasta la Victoria, siempre”.
Las historias se repiten, los estados de IG de varios muestran lo que significa este lugar para todos los que alguna vez lo conocieron.

Hace unos meses, Bartis le dijo a BAE Negocios:Cuando cierre el Sportivo Teatral la gente lo va a recordar, se va a ir deshilachando en la memoria. El teatro vive en la memoria de la Ciudad, a la que pertenece. La gente recuerda palabras, gestos, el teatro es parte de la memoria colectiva. Pasaron personas enormemente queridas que generaron un mundo imaginario en medio del torbellino de Argentina de los últimos 35 años. Ahí la gente se rió, gozó, se enamoró imaginariamente que es más intenso que si fuera real y eso perdurará y existirá. Siempre nos retiramos con los espectáculos en cartel y en pleno éxito. Lo mismo haremos ahora con el cierre del Sportivo Teatral”.

Más notas de

Graciela Moreno

Volvió la parrilla Los Platitos 57: cuánto cuesta su famoso sandwich de cuadril

Eduardo Bianco hijo del fundador, desde los 16 años trabaja en la famosa parrilla

El grupo brasileño Dass que fabrica para Adidas y Nike despidió a 100 trabajadores

Dass vuelve a suspender y despedir trabajadores

Mundial Qatar 2022: cómo viajar gratis con un acompañante, entradas, hotel y viáticos

Los bancos dan viáticos de USD400 por persona para el viaje y varios ofrecen regalos por el mismo valor

Santista Argentina invirtió 18 millones de dólares para aumentar un 30% su producción

Carlos Muia, un industrial que, pese a todo, apuesta a crecer

Essen reinventa la forma de vender sus ollas

Cuenta con una fuerza de venta de 10.000 revendedoras en seis países

Tres empresas redujeron su jornada laboral a cuatro días en Argentina

Estudios explican que los empleados son más felices con la jornada laboral reducida

Se registraron 38 fusiones y adquisiciones de empresas en Argentina por 2.270 millones de dólares

Bioceres Crop Solutions (Biox) invirtió USD243 M en la compra de Marrone Bio Innovations

Franquicias: las marcas ofrecen nuevos formatos con menor inversión

Goldenbike, una cadena de bicicleterías con más de treinta franquicias vendidas en Argentina

Abrió La Capitana, un bodegón y vermutería que rinde homenaje a Evita

La Capitana de Almagro, otro lugar donde se canta la marcha peronista

Furor por el alfajor marplatense que se consagró ganador del Mundial

La estrella fue su alfajor con mousse de chocolate y licor