Por segunda vez en menos de un año, la fábrica de llantas de acero Cirubon Wheels (ex Mefro Wheels) cerró en forma intempestiva debido a la avalancha de importaciones y fueron despedidos 80 trabajadores, en la ciudad de Rosario.

En tanto, otros veinte operarios fueron reubicados en una autopartista de Villa Gobernador Gálvez, señalaron fuentes del gobierno de Santa Fe a BAE Negocios. La noticia sacudió a los trabajadores ya que el dueño de Cirubon, Ricardo Cicarelli, había prometido fusionarse con la metalúrgica brasileña Maxion (principal competidora de Mefro Wheels).

El ex ministro provincial de Producción, Luis Contigiani, tuiteó que "en 2017, ingresaron a la Argentina 860.669 llantas de acero importadas. ¿Qué haría Donald Trump si esto sucediera en Estados Unidos?".