Debido a un conflicto gremial, el frigorífico de casi un siglo y uno de los más importantes del país "ArreBeef" anunció su cierre.  Hugo Borrel , el dueño del frigorífico que se encuentra en Pérez Milán, se dirigió a los trabajadores y les informó que la compañía familiar, con casi 100 años de trayectoria, dejará de funcionar. 

En este marco, Borrel, de 73 años, anunció a sus empleados: "Tengo que informarles que ArreBeef ha dejado de funcionar. ArreBeef no va a trabajar más. Esta decisión la he tomado yo con una gran pelea familiar, no quiero que mis hijos sufran ”. Por su parte, El Cronista informó que el dueño que maneja el frigorífico comentó que" esto viene de arrastre y todo tiene su límite. Decidí ponerle un punto final. Aunque somos la tercera compañía más importante del sector, con una larga experiencia, prioricé mi salud y la de mi familia. Voy a pagar todas las cuentas pendientes, sin problema. No habrá productores reclamando deudas ". 

Hace un mes comenzó el conflicto con el sindicato y en las últimas semanas todo se recrudeció. Los trabajadores de la empresa ocuparon sus instalaciones la tarde del viernes, en defensa de su fuente laboral. Son aproximadamente mil los operarios que, por el momento, quedarían desvinculados. 

Borrel comentó que el jueve pasado se dictó una conciliación obligatoria, que el personal no acató, y agregó: "Ante la falta de diálogo, el cansancio por parte de la patronal y el abandono del sindicato, que no se sabe para qué lado patea, se decidió hacer una permanencia pacífica en la planta.  Tiraron tanto de la cuerda que el hilo se rompió ", señalaron desde el entorno de los trabajadores. 

Fuentes relacionadas al sector informaron que al problemática radica en que los empleados de la empresa, perciben una remuneración por quincena. Además, denunciaron que los ingresos son inferiores a los de otras compañías, aunque su dueño asegura que "probablemente, sólo otras dos estén en condiciones de abonar un sueldo mayor". 

Por otra parte, los trabajadores mencionaron que "en Arrebeef, no pagan salarios según paritaria, sino a través de un acuerdo entre la empresa y el sindicato. Queremos que nos solucionen un par de pedidos que alcanzamos. La gente se cansó". 

Los empleados enviaron una carta a la patronal pidiendo que negocie una mejora en las condiciones del salario, de $ 20.000 por quincena, más una disputa sindical. Por otra parte, señalaron que el Sindicato de Trabajadores de la Carne no los protegio y por ese motivo se encuentran en busca de cambiar la representación gremial local. 

Hace unos días pidieron la renuncia del secretario de la seccional, Luis Pérez, y solicitaron llamar a elecciones. "El sindicato no nos avala en nada", indicaron.