Cerró Sancho, una emblemática librería de Banfield. Los desprevenidos clientes que por estos días se acercaban al local, se encontraron con un particular mensaje pegado en su puerta: "Banfilenses: si hubieran comprado y leído más libros, no votaban esto".

Después de 30 años de atención, el negocio tradicional, ubicado en el centro de Banfield, bajó la persiana a mediados de enero a causa de la crisis económica que atraviesa el país.