El gigante petrolero Chevron acordó la adquisición de la petrolera Noble Energy por USD5.000 millones de dólares en acciones, con lo que amplía su presencia en el sector de la extracción en shale, en medio de la crisis por los bajos precios del crudo.

Noble abrió la jornada con un aumento de su valor en acciones del 10% tras conocerse la noticia de la compra, que es la más importante en el sector en lo que va de año y se da en un momento de crisis por la baja demanda durante la pandemia de la Covid-19.

“Nuestra sólida hoja contable y disciplina financiera nos da la flexibilidad de ser un comprador de activos de calidad en estos tiempos tan complicados”, indicó en un comunicado el presidente de Chevron, Michael Wirth.

Wirth añadió que esperan una sinergias anuales por valor de USD300 millones por esta adquisición. El acuerdo dará acceso a Chevron a la explotación de Leviathan, el mayor yacimiento de gas natural del Mediterráneo oriental, que comenzó a ser productivo el año pasado, según la agencia Efe.

Además, Chevron aumentará su presencia en yacimientos en Colorado, Texas occidental y Nuevo México, pese a que las explotaciones de fracking se encuentran en crisis por los bajos precios del petróleo.

La compra de Chevron valora la acción de Noble, con sede en Houston, en los 10,38 dólares, lo que supone una mejora del 7,5% con respecto al cierre del viernes y valora a la compañía en unos USD13.000 millones, incluidos uSD8.000 millones en deuda.

El pasado mes, la consultora Deloitte presentó un estudio en el que estimaba que el 30% de las empresas del sector de las arenas bituminosas pasarían a ser insolventes con precios del barril a 35 dólares, algo que no es un escenario imposible con un barril a unos 40 dólares por la pandemia.