El ex máximo responsable de Uber Technologies, Travis Kalanick, que presumía desde hace tiempo de no haber vendido acciones de la compañía que cofundó, tiene previsto desprenderse de cerca del 29% de su participación en la empresa de viajes en vehículos privados, según personas con conocimiento de la materia.

Kalanick embolsará cerca de u$s1.400 millones por la transacción con SoftBank Group y un consorcio de inversores que han acordado comprar acciones que valoran a Uber en u$s48.000 millones, dijeron las fuentes, que pidieron que no se revelara su identidad ya que se trata de negociaciones privadas.

El ex directivo se vio presionado a renunciar a su cargo el año pasado debido a los problemas legales y a una serie de investigaciones gubernamentales que aquejaron a Uber.