Una empresa privada instalará en los próximos meses en Argentina las primeras máquinas que otorgan cambio de moneda extranjera, es decir, que actúan como casas de cambio automáticas, tras decisión del Banco Central de desregular el mercado cambiario.

"El aeropuerto de Ezeiza será el primer lugar" donde habrá una casa de cambio automática, adelantó a Télam, Guillermo Francos, el presidente de Wanap, el primer banco digital que operará a partir del mes próximo en Argentina, propiedad del empresario Eduardo Eurnekian, también dueño de Aeropuertos Argentina 2000, que opera 35 estaciones aéreas en todo el país.

La empresa que las trae es Power Consultant, cuyo director, Hilarión Larguía, indicó a Télam que "son máquinas GRG Banking", de origen chino, que cuestan entre u$s25.000 y u$s30.000 cada una.

Si bien precisó que "las primeras se instalarán en aeropuertos", indicó que "la oferta está abierta para cualquier empresa o particular que, siguiendo la normativa del Central, quiera operar en el mercado de cambios".

A través del decreto 27/18, el BCRA dispuso que las empresas de cualquier sector que operen de manera habitual en el Mercado Libre de Cambios podrán funcionar como agencia de cambios con el único requisito de inscribirse en el "Registro de operadores de cambio".

Un supermercado, una cadena de electrodomésticos, un hotel o cualquier otro comercio podrá adicionar la operación con monedas extranjeras a su actividad principal, del mismo modo que podrá hacerlo un individuo.

"La ventaja sustancial de estas máquinas es que no necesariamente se tienen que conectar a una red bancaria: pueden operar sin ellas", subrayó Larguía, quien puntualizó que "eso le otorga una flexibilidad más amplia a la instalación de estos equipos porque no se depende de un tercero, como en el caso de los cajeros automáticos".