La pandemia y el aislamiento potencian el comercio electrónico desde marzo del año pasado. En el primer semestre del año, la facturación en precios corrientes creció del 101%, comparado con el mismo período de 2020, al sumar $631.788 millones.

El crecimiento en las operaciones fue del 47% respecto de enero-junio del año pasado, con un total de 80,3 millones de órdenes de compra, que reunieron a 120,9 millones de unidades vendidas. Esto es, un 31% más que en la primera mitad de 2020.

El ticket promedio en los primeros seis meses del año se ubicó en $5.222, lo que significó un incremento del 53 por ciento.

El comercio electrónico sumó 1,2 millón de personas que hicieron su primera compra en línea, y el último relevamiento realizado por la consultora Kantar para la Cámara de Comercio Electrónico (CACE) arrojó que siete de cada diez nuevos compradores integran el nivel socio económico. Ese segmento es definido técnicamente por un nivel de vida austero y de bajos ingresos, o directamente "pobre".

El informe de la CACE fue presentado por el directivo Gustavo Sambucetti en el marco de la jornada de conferencias ECommerceDay, que se realiza este año por segunda vez en forma virtual.

Perfiles

 

Según el informe, el 16% de los argentinos compraron online por primera vez durante la pandemia, siendo principalmente jóvenes (el 51% tiene entre 18 y 34 años) y de niveles socioeconómicos bajos (el 65% integran el segmento D). Esto refleja que la industria es cada vez más madura y confiable, siendo que cada vez más argentinos eligen el canal online y expresan que sus experiencias de compra son altamente satisfactorias.

En cuanto a las tendencias de los usuarios, el dispositivo móvil continúa siendo el favorito tanto para las búsquedas como para efectuar las compras: el tráfico a través de ellos fue de un 74%, mientras que las compras efectuadas representaron un 54 por ciento. Además, gracias al avance en soluciones mobile cada vez más desarrolladas, el porcentaje de ventas cerradas en grandes players desde los dispositivos fue del 77 por ciento.

"Notamos un gran cambio en el modo de consumir de los usuarios, en 2020 las compras online se hacían principalmente para adquirir productos básicos para subsistir dentro del hogar. Actualmente, los compradores están más interesados en adquirir servicios relacionados con el ocio y el entretenimiento, lo que genera una gran proyección de crecimiento de estas categorías a mediano plazo", sostuvo Sambucetti, Director Institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.

Las categorías más vendidas son Alimentos y bebidas; Indumentaria (no deportiva); Hogar, muebles y jardín; Artículos de limpieza y Accesorios para motos y autos.

Las tarjetas de crédito siguen siendo el principal medio de pago elegido por los usuarios, ya que el 76% de las compras se abonan de esta forma. En cuanto a la logística, continúa liderando la entrega a domicilio con el 64 por ciento.