Impulsados por la recuperación de la industria automotoriz que se mantiene, ante la baja de los precios relativos de los vehículos medidos en dólares, el monto total de créditos prendarios para la compra de autos nuevos y usados marcan un nuevo récord y alcanza una suba interanual del 51,43%, superando la inflación.

El último mes, la línea de créditos prendarios presentó un saldo de la cartera de 115.251 millones de pesos, creciendo 51,43% versus la cartera a fines del mismo mes de 2020 de 76.109 millones de pesos. "Se mantiene una sostenida demanda sobre esta operatoria la cual seguramente podría ser más importante si la oferta de rodados OKM fuera más grande. Limitaciones a las importaciones y menor nivel de actividad fabril debido a la pandemia, restringen la oferta de nuevos vehículos y por ende le ponen un techo a la cantidad de nuevas garantías prendarias", explicó Guillermo Barbero, Socio de First Capital Group.

La variación con respecto al mes anterior marcó una suba del 3,6%, acumulando nueve alzas mensuales. "El motivo que impulsa la reactivación de los créditos prendarios es la renovación de las unidades, sobre todo de aquellas que tienen un valor de referencia en moneda extranjera y en la actualidad muestran valores relativamente más bajos en esa nominación a raíz de los diferentes tipos de cambio que imperan en nuestra economía", continuó.

La línea de préstamos personales creció un 3,1% mensual, encadenando su novena suba consecutiva. El saldo subió a 468.481 millones de pesos para el total acumulado, presentando un crecimiento interanual en términos nominales del 15,9%, contra los 404.296 millones de pesos al cierre del mismo mes del año anterior. "En esta línea observamos un comportamiento totalmente inverso al del total de préstamos: si comparamos con el año anterior, el saldo ha crecido por debajo de la inflación del período, pero si vemos la evolución de los últimos meses, se observa un crecimiento sostenido y cada mes más importante, aún durante un período que habitualmente es considerado por la industria como "temporada baja" debido a las vacaciones y a que el mes tiene menos días laborables", explicó.

Tarjetas

 

La operatoria a través de tarjetas de crédito, registró un saldo de 919.874 millones de pesos, lo cual significa una disminución de 0,1% respecto al cierre del mes pasado, unos 1.065 millones de pesos por debajo de enero. El crecimiento interanual llegó al 55,2%, muy por encima de la inflación del período.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante febrero crecieron 1,1% con respecto al stock de $ 218.626 millones del mes anterior.