En época de pandemia, devaluación e inflación los ahorristas buscan las mejores formas para resguardar su dinero y a pesar de que hoy está viviendo un parate sin precedentes, el sector hotelero aparece como un lugar apetecible a mediano y largo plazo.

En ese contexto de incertidumbre, la desarrolladora Argenway lanzó su segundo proyecto hotelero en el país, en alianza con Hilton, y bajo la bandera Hampton By Hilton. El lugar elegido para emplazar el edificio de 4.500 metros cuadrados y cien habitaciones será Rosario.

La propuesta financiera es novedosa. Aquel inversor que opte por comprar, desde el pozo, una habitación de 23 metros cuadrados debe contar con USD85.000. Pero aquellos que no cuentan con ese monto pueden adquirir media unidad a USD43.500. Más aún: lo que poseen menos capital tienen la chance de acceder a un cuarto de habitación poniendo USD22.500. Quienes hacen el aporte al contado acceden a una "renta espera" del 5% anual hasta la apertura efectiva del hotel. Sino el esquema financiado prevé hasta 36 cuotas fijas en dólares, en pesos ajustables por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) o una combinación de ambos, a elección del inversor.

El proyecto, que contará con una torre de departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, locales comerciales, café, gimnasio y oficinas, ya tiene un antecedente en el país. La firma rosarina Argenway inauguró en noviembre pasado el primer hotel Hampton en la Patagonia, puntualmente, en Bariloche. El desarrollo, que hoy está cerrado por la pandemia, también fue financiado a través del modelo "condo-hotel" y tuvo la participación de 122 inversores.

A criterio de Lisandro Cristiá, Director de Argenway, la apreciación del tipo de cambio en Argentina y la caída del precio de la construcción son grandes oportunidades para aprovechar. "El encarecimiento que implica viajar al exterior volverá a producir que los argentinos elijan vacacionar dentro del país, mientras que al mismo tiempo cada vez más extranjeros arribarán a nuestros destinos. También se espera un rebote en los viajes de negocios. Hay que pensar en hoteles nuevos, con estándares sanitarios internacionales y con tarifas accesibles. Sin dudas, el piso histórico que está tocando el costo de la construcción es una gran ventaja para encarar esta nueva etapa".

Formato

El modelo de condo-hoteles ha crecido con éxito en países como Estados Unidos, Brasil y España, teniendo su rasgo fundamental en añadirle a la seguridad del ladrillo una mayor rentabilidad otorgada gracias al dinamismo hotelero.

En Argentina, el grupo Fen ha sido uno de los precursores en este tipo de formato. Luego se sumaron las cadenas Howard Johnson y Amérian, con varios proyectos alrededor del país.

No obstante, Cristiá asegura que el mercado aún tiene un gran potencial. "La historia indica que las grandes cadenas le han tenido miedo a la seguridad jurídica de Argentina a la hora de invertir, pero eso está cambiando. Por ejemplo, sé que Marriott está analizando aplicar el modelo de condo-hoteles en el país. Lo realidad es que es un formato que funciona muy bien en lugares como en Argentina, en donde no hay créditos".

Rentabilidad

La principal ventaja de ésta modalidad con respecto a las inversiones inmobiliarias es que se trata de una alternativa que proyecta un 7% de rentabilidad, el doble si lo comparamos con el que produce el alquiler de un departamento para vivienda que no llega a alcanzar el 4%. Un tipo de ganancia más que conveniente si además tenemos en cuenta su inmediatez, otro de los factores que interesan cada vez más a los inversores.