Luego de que el Tribunal Supremo de Reino Unido decidiera que Uber debía reconocer a los conductores de la aplicación como empleados, la empresa estadounidense actuó rápido y estableció que las más de 70.000 personas que trabajan en la aplicación podrán acceder a un salario mínimo y vacaciones pagas. La decisión le da un giro fundamental a una de las grandes polémicas que rodean a la empresa, que tuvo problemas en todo el mundo a causa de las regulaciones de transporte y registración de trabajadores.

Hasta ahora, los conductores de Uber eran autónomos, pero el panorama cambió gracias a un grupo de unas 20 personas que reivindicaban el reconocimiento como trabajadores por el tiempo que pasan conectados a la aplicación y el control que ejerce la empresa sobre ellos por ejemplo mediante las evaluaciones. 

El fallo se remonta al 19 de febrero, cuando el tribunal más alto del Reino Unido concluyó que los conductores deben clasificarse como trabajadores, no como contratistas independientes, lo que significa que tienen derecho a protecciones laborales básicas.

En Londres un conductor gana en promedio 17 libras por hora, pero el salario mínimo se acordó en 8,91 libras

¿Cómo quedó la situación ahora? Los conductores lograron un salario mínimo de 8,72 libras (1104,53 pesos a cambio oficial) por hora, aunque en abril pasarían a ganar 8,91 libras, según está previsto. De esta manera, a partir del mes que viene una persona que maneje por 8 horas por día podrá acceder a una remuneración de 356,4 libras al finalizar la semana (45.143,73 pesos).

Por otra parte, los conductores tendrán derecho a vacaciones pagas y podrán cotizar a un plan de pensiones al que contribuirá la empresa.

De todos modos, la empresa se aseguró que el salario mínimo fuera muy bajo, ya que, en promedio, un conductor de Uber gana 17 libras en Londres y 14 en el resto de país. De acuerdo con la compañía estadounidense, todos sus conductores quieren beneficiarse de estas ventajas, manteniendo la flexibilidad de sus condiciones de trabajo.

Sin embargo, los beneficios no aplican para todos los conductores que están inscriptos en el sistema: el requerimiento fundamental es que estas personas realicen su primer viaje y estén activas laborando a través del soporte.

Los beneficios de manejar un Uber en Reino Unido

El salario mínimo y las vacaciones pagas se suman al acceso gratuito al seguro médico y la indemnización por permiso parental, prestaciones que ya existían en la región. ”Es un día importante para los conductores del Reino Unido”, aseguró Jamie Heywood, jefe de Uber para el norte y el este de Europa. 

Uber es solo una parte del sector de las reservas de coches y esperamos que otros operadores se unan a nosotros para mejorar las condiciones laborales de estos trabajadores que son esenciales para nuestra vida cotidiana”, agregó el directivo.

La decisión significó un giro de 180 grados en las regulaciones de la empresa

De momento, el grupo solo da este paso en el Reino Unido y estudiará mercado por mercado cómo puede hacer evolucionar su modelo. Su consejero delegado, Dara Khosrowshahi, presentó en febrero una serie de propuestas a los gobiernos y sindicatos de Europa con el objetivo de garantizar una remuneración transparente y justa para los conductores.

Lo ideal para Uber sería poder replicar en Europa lo que propuso en California, es decir conductores independientes pero que reciben compensaciones. Ahora está por ver si el anuncio de Uber puede tener consecuencias para otras plataformas digitales en el Reino Unido. Los repartidores de Deliveroo están esperando la decisión del Tribunal de Apelaciones de Londres para saber si pueden acogerse a un convenio colectivo para tener mejores condiciones laborales.

¿Habrá un aumento en Uber?

Uber no precisó el costo de estas medidas pero este, que debe ser muy considerable, pesará un poco más en las frágiles finanzas de una empresa que aún no es rentable y atraviesa un mal momento debido a las restricciones contra la pandemia. El grupo deberá absorber parte del costo, ya que difícilmente puede permitirse un aumento masivo de sus tarifas, especialmente en Londres, donde la competencia es feroz.

Sin embargo, al conceder el estatuto de empleado a los conductores, la empresa se ahorra largos procesos en los tribunales británicos, ya que la decisión de la Corte Suprema podría haber permitido a los conductores acudir a la justicia para obtener los derechos que Uber les acaba de otorgar.