Tras la euforia que generó entre los operadores de Bolsa el triunfo de Cambiemos a nivel nacional, los analistas ponen el foco en el mediano y largo plazo, y apuestan por los papeles ligados a la construcción y al consumo, que vienen más rezagados en relación a los bancos y las energéticas.

Con la suba del 3% de ayer, el Merval acumula un alza de más de 64% en el año y se espera que haya toma de ganancias en varias acciones, que aumentaron su valor hasta 351% en el panel líder desde enero.

“Los sectores más beneficiados si se avanzan con los cambios estructurales serán los orientados al consumo y al ciclo doméstico”, explicó en diálogo con BAE Negocios Gustavo Neffa, de Research for Traders. Es que en el mercado se entusiasman con las reformas que el presidente Mauricio Macri confirmó ayer que llevará adelante en materia tributaria, previsional y de coparticipación.

En ese marco, para Neffa las compañías a las que hay que prestarle atención ligadas a la construcción son Siderar, Holcim, Consultatio y TGLT, a la que se suma Loma Negra, que está concretando su primera OPA por estos días.

Por el lado de los medios, Telecom y Cablevisión, que esperan el último visto bueno del Gobierno para su fusión y entre los bancos el Supervielle, Patagonia y Grupo Financiero Valores.

En tanto, Rubén Pasquali de Mayoral advirtió que “el análisis hay que hacerlo en el mediano y largo plazo porque el mercado ya está maduro para una toma de ganancias”.

“Hay que pensar en un horizonte más largo por las reformas y acuerdos, y más adelante cosas más interesantes como una eventual suba en la calificación, o una segunda presidencia”, apuntó.

“Los bancos ya están adelantados, al energético algo le queda pero menos, y construcción tiene bastante para crecer”, apuntó Pasquali.

“El sector viene mejorando en forma sostenida por la obra pública y ahora se va a ver más del sector privado”, evaluó el experto.

En cuanto al consumo que era el “motorcito” durante el kirchnerismo y “ahora viene rezagado”, Pasquali cree que cuando se consolide la recuperación tienen potencial de suba La Anónima, Garovaglio, Longvie o Grimoldi.

Por su parte, Neffa señaló que las empresas de servicios públicos (“utilities”) “quizás experimenten alguna rotación de cartera ante las fuertes subas acumuladas”, pero recomendó ponerle fichas a Pampa Energía, Central Puerto, TGS y Transener.

“Las energéticas tienen camino para recorrer porque es un sector en la mira del Gobierno, que lo quiere desarrollar y están haciendo lo imposible para darle condiciones”, coincidió Pasquali.