La empresa automotriz Toyota decidió reducir a un turno la actividad de producción en la planta que posee en el partido bonaerense de Zárate la semana próxima, debido a que en algunos sectores específicos no llegan a contar con la cantidad necesaria de personal debido al crecimiento de contagios de coronavirus (Covid-19).

El problema se concentra en el nivel de ausentismo alcanzado en los últimos días por parte de trabajadores que dieron positivo o fueron contacto estrecho de alguien que dio positivo de coronavirus.

Fuentes de automotriz japonesa, que es la principal productora de vehículos de la Argentina, precisaron a Télam que la decisión, de carácter “extraordinaria”, comenzará el lunes 12 y se extenderá hasta el viernes 16 de abril, y que la producción de la planta se focalizará en el turno mañana.

Las fuentes aseguraron que los contagios no se produjeron en la planta, ya que a través de hisopados que realizaron a trabajadores de contacto estrecho con empleados con Covid positivo, en “un 99% dieron negativo”.

"En algunos sectores puntuales no se llega a juntar la gente necesaria para producir. Por eso se decidió hacer solo el turno de la mañana. Es una decisión extraordinaria que empieza el lunes 12 y se extiende hasta el viernes”, señalaron.

La empresa tenía el objetivo de llegar a fabricar 141.000 vehículos anuales, por lo que había llevado al máximo histórico la capacidad de producción de pickups Hilux y el SUV derivado SW4, al punto que habúa comenzado a sacar de la línea de montaje una unidad cada 90 segundos.

Sin embargo, según afirmó Toyota, lo hacía cumpliendo con todos los protocolos. La empresa enfatizó que los protocolos se cumplen de manera eficiente en la planta de Zárate, donde trabajan a diario más de 5.000 personas en dos turnos de producción.

De todas maneras, el brote en Toyota es consecuencia directa de la segunda ola de coronavirus que afecta al país, con impacto económico directo en una fábrica.