La pelota sigue rodando en Sudamérica, a menos de cinco meses del comienzo del Mundial de Qatar 2022. En pleno mercado de transferencias, los equipos se refuerzan para competir en el más alto nivel en las competencias que se les avecinan. A diferencia de dicho continente, Europa se encuentra en un breve receso veraniego. Sin embargo, los movimientos en el mercado de pases comienzan a hacer ruido.

Rumores van, rumores vienen. Futbolistas que se cansan de esperar respuestas y -como Aliendro con Independiente- patean el tablero. Los representantes pujan por obtener una gran suma de dinero para ellos y sus representados. Los clubes defienden su patrimonio, aunque suelen ser quienes ceden ante las tensiones. Estas son algunas de las descripciones más comunes para reflejar lo que significa este período, más allá del sufrimiento y las alegrías para los hinchas.

Aunque, una novedad podría cambiar los parámetros del mercado de transferencias. Resulta ser que René Adler, ex arquero del Bayer Leverkusen y de la Selección de Alemania, diseñó una aplicación junto con Daniel Schollmeyer, influyente asesor de personal para abogados. Ambos lanzaron "11Transfair", una app que muchos asimilan a Tinder. "En términos rudimentarios, somos una bolsa de trabajo normal, como en cualquier otra industria", afirmó Adler.

Schollmeyer y Adler, los creadores de "Tinder para futbolistas"

¿Cómo es posible que tenga similitudes a Tinder?

La gran mayoría conoce Tinder. Se trata una aplicación de citas y encuentros. Algunos la consideran una red social. En la app se puede chatear y conseguir una cita con personas con quienes "matcheaste" o compartís gustos similares. En el caso de la aplicación de Adler, las cuestiones se asemejan.

La aplicación "Tinder" es una de las más descargadas en iOS y Android

"Un jugador de fútbol profesional puede ver de forma anónima lo que el mercado tiene para ofrecer", indicó. Los jugadores y clubes crean un perfil en la aplicación y establecen ciertos parámetros, es decir qué es lo que buscan o hacia dónde se quieren dirigir. Por ejemplo, según informa Sueddeutsche, los clubes pueden asignar "datos clásicos de rendimiento o simplemente posiciones", en cambio, los jugadores pueden detallar ligas preferidas para emigrar o expectativas salariales

A su vez, el portal alemán explica que "sobre la base de estos parámetros, junto con un algoritmo que analiza los datos de rendimiento de un jugador, se calcula un puntaje de coincidencia entre jugadores y clubes, es decir, un valor que muestra qué tan bien encajan ambas partes". Hasta ahora, sigue los pasos de Tinder.

Además, un dato no menor es que las personas que se involucren en la app permanecerán bajo el anonimato. Aunque, si un club y un futbolista muestran interés entre sí, allí se revelará de quiénes se trata y podrán comenzar a negociar el traspaso.

La aplicación gana popularidad en el ambiente del fútbol

Tras más de un año en el mercado, con más de 300 profesionales verificados, en este período de transferencias se acaban de confirmar los primeros contratos celebrados a través de la aplicación. "¿Se puede sobrevivir con un concepto tan simple en una estructura tan compleja como el mercado de fichajes? No tienes que complicar ciertas cosas", declaró Adler, quien diseñó la app con el fin de lograr transparencia entre los pares.

"11Transfair" crece a grandes rasgos y busca ser rentable

Similar a Tinder, pero con una gran distancia

Al originarse la aplicación, su esencia se asemejaba a la famosa aplicación de citas. Su nombre era "Tinder para profesionales del fútbol", más bien por su parentesco conceptual. Si bien Adler confirmó que asociarse nominalmente a esta aplicación "era agradable", en este momento prefiere alejarse de ese status. "Somos más como Parship o Elite Partners porque dices: No se trata de nada, ahora es una solución rápida. Queremos construir una relación estable a largo plazo", explicó.

Finalidad de la app de René Adler

"A los futbolistas, y me incluyo en eso, se les enseña a ser totalmente vagos en el transcurso de sus carreras. Eso molesta a muchas personas después de sus carreras deportivas", explicó Adler. ¿A qué se refiere? Los futbolistas se asocian con un representante o agencias que se encargan de llevar adelante negociaciones contractuales, traspasos, entre otras cuestiones. El deportista, en su afán de priorizar su desarrollo personal dentro de la cancha, deja en manos de otros los asuntos de negocios.

Recientemente, dos futbolistas de elite rompieron con esa barrera. Kevin De Bruyne, mediocampista del Manchester City, y Joshua Kimmich, volante central del Bayern Munich, negociaron la renovación de sus propios contratos, sin intermediarios. En ese sentido, la aplicación de René Adler, quien se perdió el Mundial de Sudáfrica 2010, parece haber llegado en el momento justo.

El belga es una de las máximas figuras del fútbol mundial

En tanto, "un jugador de segunda o tercera división a menudo no es económico para las agencias de consultoría, en la liga regional un asesoramiento serio y exclusivo ya no puede ser económico", por lo que "los jugadores afectados al final se quedan atrás". Es por eso que en conversaciones con la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Adler intentará llevar adelante un acuerdo con la tercera división de dicho país. "Están muy avanzadas", afirman.

Los clubes de la categoría podrán utilizar la aplicación del ex arquero del Hamburgo de forma gratuita, de acuerdo con el modelo comercial actual. Los clubes tendrán que pagar el 3% del salario bruto anual de un jugador transferido a "11Transfair" solo cuando se complete la transferencia.

Proyecto a corto plazo

Adler sueña con hacer rentable su negocio en este mercado de pases, nada más ni nada menos que en la previa de Qatar 2022. "Sería bueno si pudiera proporcionar cierta seguridad financiera. Pero básicamente soy de la opinión: si no te atreves, no ganas", concluyó.