La compañía de cruceros Costa prolongará hasta el 30 de abril la suspensión de sus recorridos en todo el mundo, debido al avance de la epidemia de coronavirus.

Los viajes no se reanudarán debido a la "situación de emergencia prolongada vinculada con la pandemia mundial de COVID-19" y la puesta en marcha de "nuevas medidas de confinamiento, como el cierre de puertos y la restricción de la circulación de personas (...) que no permiten operar", precisa un comunicado de la compañía italiana.