Históricamente, las crisis económicas siempre se convirtieron en excelentes oportunidades para las marcas que están en un segundo o tercer escalón de precios.

La tradicional empresa de gaseosas Cunnington, nacida a principios de 1900, puede dar cuenta de ello. Durante el año pasado, en plena pandemia, sus ventas se movieron a buen ritmo y tan interesante fue el rendimiento que la compañía controlada desde 1997 por el grupo Productos del Agua (Prodea) casi duplicará la producción de su planta ubicada en el Parque Industrial de Pilar. Como consecuencia de la incorporación de una línea de producción que demandó 2 millones de dólares, pasarán de las 13.000 botellas por hora a las 23.000.

La expectativa no sólo es seguir creciendo en el segmento de precios medios-bajos -su envase de gaseosa cola de 2,25 litros cotiza a 78 pesos contra los $160 de Pepsi y los $175 de Coca-Cola- sino que también buscarán competir con sus sabores tradicionales como el Indian Tonic y el Ginger Ale. Además, continuarán haciendo una fuerte apuesta a sus líneas sin TACC para celíacos.

Luego de la recorrida por la planta que realizaron el intendente de Pilar, Federico Achával y el secretario de Industria Ariel Schale, el gerente general de la compañía, Manuel Villaverde, indicó a Pilar a Diario que "esto no es una foto sino parte de una película; esto significa que dentro de un año cuando vuelvan van a ver más porque vamos a seguir invirtiendo. Ese es nuestro compromiso".

Marca tradicional

 

En 1920, el negocio empezó a tomar forma de la mano de un visionario llamado Juan Vicente Sangiácomo, que trabajaba en Inchauspe y Cía., una licorería fundada en 1862. La empresa, en pleno desarrollo, inauguró en 1904 una embotelladora en Avenida San Juan 2844 y ante las buenas perspectivas sobre el pequeño consumo de gaseosas Sangiácomo, fundó La Argentina, la marca número 22 registrada en el país.

En un comienzo la empresa se hizo fuerte comercializando sodas embotellada, con marcas como Belgrano y Agua de Mesa Córdoba, pero un tiempo después, el hijo de Sangiácomo -Juan Antonio- decidió impulsar el consumo de gaseosas en Argentina. El paso siguiente fue negociar en Inglaterra la importación del concentrado base que dio origen al Indian Tonic Cunnington.

En los '80, luego de una crisis, los Sangiácomo cerraron la embotelladora, que resurgió en 1997 de la mano de sus actuales dueños. Desde ese tiempo, la compañía modernizó la imagen de marca, renovó los envases y sumó nuevas líneas y sabores.

Hoy tienen una planta de 19.500 metros cuadrados en donde se fabrican los envases, elaboran jarabes concentrados y realizan el proceso de llenado, tapado, etiquetado, empacado y paletizado.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Marriott cierra el Sheraton, hace las valijas y se va de Córdoba

Los dueños del edificio analizan que utilidad le darán de ahora en adelante

Un fondo del gobierno británico invierte en una empresa creada por una argentina

Sofía Gancedo promete retornos promedio del 9,4% en dólares

Hornos eléctricos: la competencia entre las empresas levanta temperatura

Los hornos se utilizan en los hogares y también en muchos comercios

Dark Stores: los supermercados también libran su batalla en ese nuevo segmento de negocios

Los lugares se stockean a diario según el tipo de consumo de esa zona

Remates de propiedades sin herederos, una oportunidad para inversores inmobiliarios

Sobre la avenida Alvear hay varias propiedades sin herederos

Supermercados: la marcas propias ganan cada vez más protagonismo en las góndolas

Los consumidores buscan hacer compras cada vez más inteligentes

Desabastecimiento: por falta de oxígeno, la siderúrgica Gerdau detiene su producción en Santa Fe

La demanda de oxígeno de la planta durante abril iba a ser de 1.403.000 metros cúbicos

Coca-Cola ampliará su ayuda financiera a kioscos y almacenes

Se espera que unos 25.000 comercios reciban diferentes ayudas

Tráfico aéreo en Argentina: el sector perderá casi 30 millones de pasajeros durante este año

Ezeiza recibe un promedio de 1.000 pasajeros diarios de destinos internacionales

Cierre en el AMBA: a pesar de las medidas, por ahora, los gimnasios siguen abiertos

Los empresarios aseguran que desde que reabrieron casi no hubo contagios