Cinco meses después de que la histórica cadena minorista uruguaya Motociclo se presentara en concurso de acreedores, el síndico encargado de llevar adelante el proceso, Gabriel Ferreira, aceptó una propuesta del grupo Ta-Ta, propiedad del ex legislador Francisco De Narváez.

Según informó el diario El País, el empresario argentino se quedó con parte de la empresa luego de pagar u$s3 millones. El acuerdo incluyó la mercadería en stock, del derecho de utilización de la marca, algunos locales comerciales y la contratación del 30% de los empleados, cerca de noventa trabajadores. También se hará cargo del pago de las indemnizaciones de las personas que sean despedidas.

Christopher Jones, CEO de Ta-Ta, indicó a El Observador que todavía la compra no está cerrada y que lo que hizo su empresa fue una oferta.

Además de los supermercado Ta-Ta, De Narváez tiene en Uruguay otros negocios como las cadenas Multi Ahorro y Bas; la plataforma de comercio electrónico WoOW y la red de farmacias San Roque.

Motociclo fue fundada en 1931 por Jaime Rozenblum. Durante gran parte de su vida, la compañía se especializó en la fabricación y venta de bicicletas. En 1994 comenzó a exportar a Argentina y ese año llegaron a colocar 1.000 unidades. En los 2000, en su locales comenzaron a vender también motos, televisores y aire acondicionados.

Llegó a facturar u$s135 millones y en 2014 tuvo 42 sucursales en todo Uruguay, en donde trabajaban 850 personas. Finalmente, luego de que muchos proveedores dejarán de entregar mercadería por falta de pago tuvo que cerrar locales y presentó su concurso preventivo.