La cadena de restaurantes de comida rápida McDonald's fue objeto de 25 demandas judiciales en las que se argumenta que la firma avala el acoso sexual en el lugar de trabajo y castiga a las trabajadoras que lo denuncian.

Las acciones fueron emitidas en nombre de la American Civil Liberties Union (ACLU), con el grupo laboral Fight y el Fondo de defensa legal Time's Up. Se trata de mujeres en 20 ciudades estadounidenses que afirman que debieron afrontar "abusos, exposición indecente y comentarios lascivos" de los supervisores, mientras trabajan en las sucursales del restaurante, señaló un despacho de la agencia Ansa.

El periódico The New York Times lo informó este martes y dijo que 20 de las demandas fueron enviadas a la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). Otras cinco tramitan en tribunales civiles

"El Time's Up Legal Defence Fund está orgulloso de apoyar a los trabajadores de McDonald's por su seguridad, dignidad y protección en el trabajo, pero se busca proteger a los 1,9 millones de personas que trabajan en la compañía", afirma una una carta de Time's Up.