La Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) dictaminó oficialmente que la empresa de transporte de pasajeros Uber Argentina evadió más de un millón de pesos en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos.

Una investigación del fiscal de Cámara de la Ciudad, Martín Lapadú, en colaboración con la Unidad de Investigaciones Penal Tributaria del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, logró establecer el circuito financiero utilizado por Uber para evadir impuestos en la ciudad de Buenos Aires.

Entre abril y octubre de 2016, Uber Argentina SRL recaudó un total de 69.643.951,10 pesos, que habrían sido transferidos fuera del país -por una empresa que opera en la bolsa- a bancos ubicados en Europa, Asia y otros destinos evadiendo los impuestos que debería tributar en la ciudad.

Uber envió el total de su recaudación fuera del país durante un corto tiempo y volvió a introducir el 75 por ciento de ese dinero depositándolo en diferentes financieras que realizaron el pago a sus socios conductores, precisó la Fiscalía.

Estas cifras corresponden sólo a una de las metodologías de pago que tienen los usuarios de Uber, que es mediante tarjetas de crédito virtuales que se cargan por Internet en una tarjeta de crédito física.

Todavía quedan por determinarse los ingresos correspondientes a dinero en efectivo y a otras modalidades de pago. 

Como consecuencia del informe realizado por la Unidad de Investigaciones Penal Tributaria del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, la AGIP intimó a Fernando Horacio Cao y Nicolás Mihanovich Murphy, los responsables legales de la empresa, a tributar un total de 1.044.659,27 pesos correspondientes a lo que debería haber abonado en concepto de Ingresos Brutos.

Según el informe, la empresa Uber no abonó la cifra y continúa como evasor impositivo.

En la causa Penal Económica de la Ciudad también están imputados Mariano Otero, Diego Oliveira,Miguel Rattagan, y Enrique Gibert, y Soledad Lago Rodriguez. Esta causa se encuentra en el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas 21, a cargo de la jueza Cristina Beatriz Lara.

Al respecto, el fiscal Lapadú aseguró: “Con este informe oficial de la AGIP queda demostrada la maniobra de evasión impositiva perpetrada por Uber Argentina y sus responsables directos, restando ahora los llamados a declaración indagatoria y la consecuente evaluación de los riesgos procesales para todos los imputados, en cuanto a la existencia de peligro de fuga o entorpecimiento del proceso.

“Continuaremos trabajando durante la feria judicial como lo hemos hecho durante enero pasado a fin de implementar todas las medidas que sean necesarias y el ordenamiento procesal nos permite y nos obliga a disponer”, indicó.

Por último, el fiscal remarcó: “Esperamos también que el  Enacom, adopte los recaudos sancionatorios para las Empresas Prestatarias del Servicio de Internet, conforme lo indica la ley Argentina Digital, al no colocar los filtros correspondientes en sus servidores. Además, esas empresas no están cumpliendo con las órdenes judiciales confirmadas por la Cámara de Apelaciones, de Bloqueo Nacional de la Web y de la aplicación de Uber”.