En el Foro Económico de Davos, el canciller Jorge Faurie destacó ayer el "impulso político" que los presidentes de la región han dado para lograr un acercamiento político entre el Mercosur y el bloque de la Alianza del Pacífico.

Faurie consideró que los países que integran ambos grupos "tienen la responsabilidad de promover la integración dada su dimensión económica, demográfica, comercial y territorial". Sin embargo, las negociaciones de carácter comercial se están realizando entre países y no entre los bloques.

"En conjunto, ambos grupos de naciones conforman un mercado de más de 500 millones de personas, lo que demuestra el potencial. Dadas las dimensiones política, económica, comercial, demográfica y territorial, los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico tenemos la responsabilidad de promover la integración para mejorar el comercio, la productividad y la competitividad", señaló el canciller.

Faurie se refirió puntualmente a "la construcción de una convergencia gradual".