El gobierno de Tierra del Fuego calificó de "histórica" a la reactivación de la empresa Foxman Fueguina, cuyos 45 operarios resistieron el cierre de la planta durante casi dos años y desde enero volvieron a trabajar en equipos de aire acondicionado.

Los trabajadores de la empresa del municipio fueguino de Río Grande habían resistido el cierre de la planta vendiendo choripanes y alquilando las instalaciones para que se realicen partidos de fútbol de salón.

Si bien la empresa se reactivó con la producción de equipos de aire acondicionado para las marcas Crown y Emege, proyectan dedicarse a televisores, microondas y teléfonos celulares.