La distribuidora eléctrica Edenor denunció que detectó conexiones clandestinas en el barrio cerrado Nordelta, uno de los más exclusivos del país.

"Detectamos 31 casos de fraude en una localidad suburbana con más de 27 barrios, ubicado en el kilómetro 7 del Camino Bancalari, Tigre. El recupero por el robo de energía, luego de varios operativos realizados en los últimos cinco meses, se estima en 436.000 kWh o $4.000.000", indicó la empresa en su cuenta de Twitter.

Las irregularidades se dieron en trece barrios, entre los que se encuentran Las Tipas, Portezuelo y Las Glorietas.

En la misma comunicación, la compañía agregó que "las conexiones clandestinas afectan la calidad del servicio que vos pagás y aumentan la posibilidad de cortocircuitos".