Luego del caso Kinder, la presencia de salmonella en chocolates vuelve a encender las alarmas en Europa: la empresa suiza Barry Callebaut detectó contaminación en su mayor fábrica, ubicada en Wieze, Bélgica. Hershey, Mondelez o Nestlé son algunas de las marcas que se abastecen de sus productos.

Barry Callebaut debió detener la producción y frenar la venta de los chocolates fabricados en los últimos días. Sin embargo, una pequeña parte de los productos ya se había comercializado cuando se detectó la presencia de salmonella en la fábrica.

"Nuestros expertos identificaron a la lecitina —un emulsionante— como la fuente de la contaminación", apuntó la firma en un comunicado, después de detectar la salmonella "en un lote fabricado en Wieze", una unidad fabril situada al noreste de Bruselas.

Salmonella Kinder

En abril, justo por la fecha de Pascua, hubo un importante brote de salmonella en países europeos vinculado a chocolates Kinder producidos, también, en Bélgica: el problema estaba en unos huevos rellenos, que fueron retirados del mercado en todo el mundo, incluso en Argentina

El brote por los chocolates Kinder alcanzó al menos a once países de Europa, y la mayoría de los afectados fueron "niños menores de 10 años", según informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). "Entre los 21 casos graves notificados, 12 presentaron cuadros de diarrea con sangre y nueve fueron hospitalizados", indicaron a fines de abril.

Nuevo caso de salmonella

Ahora, la empresa Barry Callebaut anunció que "todos los productos de chocolate fabricados en Wieze después del 25 de junio han sido bloqueados" y que las líneas de producción "serán desinfectadas antes de reiniciar" la fabricación.

"Barry Callebaut está en contacto con todos los clientes que pudieron haber recibido productos contaminados. La producción está suspendida hasta nuevo aviso", indicó la compañía.

Un portavoz de la firma dijo a la agencia de noticias AFP que "la mayor parte de los productos contaminados aún se encuentran en la fábrica de Wieze" y una pequeña cantidad "con nuestros clientes".

Barry Callebaut hasta ahora estaba en contacto con 73 clientes para garantizar "que no haya contaminación de consumidores", según se informó.

Hershey, Mondelez o Nestlé podrían verse afectados

La fábrica de Barry Callebaut en Wieze, que la empresa considera la mayor del mundo en su tipo, no produce chocolates destinados a la comercialización directa a consumidores.

El grupo Barry Callebaut abastece de cacao y preparados a base de chocolate a numerosas empresas del sector de alimentos, y en particular a grandes marcas del sector de chocolates, como Hershey, Mondelez (que produce marcas como Cadbury) o Nestlé.

De acuerdo con su balance 2021/2022, sus ventas anuales alcanzaron los 2,2 millones de toneladas en ese período. La sede de la gigante está en Zurich, Suiza, aunque posee unas 60 unidades de producción en todo el mundo, y emplea unas 13.000 personas.

En abril la Agencia Belga de Seguridad Alimentaria ya había determinado el cierre de una fábrica de otra marca gigante del sector de chocolates, Kinder (del grupo italiano Ferrero), por el brote de salmonella.

Síntomas de salmonella

Los síntomas de la salmonelosis se caracterizan por:

  • fiebre alta
  • dolor abdominal
  • náuseas
  • vómitos y diarrea con sangre

Pese a que las infecciones por salmonella suelen ser leves y no requieren tratamiento, los niños y los ancianos corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por deshidratación.

Las medidas de prevención de la salmonelosis para el público son lavarse las manos con agua y jabón, en particular después de haber estado en contacto con animales domésticos o de granja, o después de haber ido al baño; asegurarse que los alimentos estén bien cocinados; beber únicamente leche pasteurizada o hervida; no tomar hielo a menos que esté hecho con agua potable y lavar minuciosamente las frutas y verduras.