La multinacional energética Enel, controlante de Edesur, entre otras empresas, invertirá en Argentina unos 1.150 millones de euros (u$s1.350 millones) durante los próximos cinco años, en sus negocios de distribución y generación de energía eléctrica.

Así lo anunció, Alberto de Paoli, director ejecutivo financiero del grupo de origen italiano considerado el mayor prestador de servicios públicos de Europa, durante la presentación del plan estratégico global de Enel, realizado en Londres, que prevé inversiones totales por 24.600 millones de euros.

“Las inversiones en Argentina para los próximos cinco años serán de 1.150 millones de euros, principalmente en distribución y generación de energía”, afirmó de Paoli.

El directivo también sostuvo que durante los próximos tres años se reducirá en 40% la duración de los cortes del servicio eléctrico, uno de los indicadores -junto al de frecuencia de interrupciones- que reflejan la calidad del servicio de las prestadoras del servicio de distribución eléctrica.

El gigante energético cuenta en el país con las subsidiarias de generación El Chocón, de generación Costanera, la Central Dock Sud, las compañías de Transmisión del Mercosur (CTM) y Transportadora de Energía (TESA), Yacylec, Enel Trading Argentina, la distribuidora Edesur y Enel Green Power.

Según consideró durante la presentación, el director ejecutivo global de Enel, Francesco Starace, los cambios que está aplicando el Gobierno argentino fomentan la inversión y por eso la empresa volverá a “invertir en la Argentina y a reinvertir para mejorar las calidad del servicio”.

Para Starace antes había un sistema que no fomentaba la inversión y ahora con las nuevas reglas y un buen marco regulatorio “hay plena confianza”.