El Departamento de Comercio de los Estados Unidos (ITC, por sus siglas en inglés), dio a conocer ayer a través de un comunicado la aplicación de aranceles “provisorios” por dumping a la importación de biodiésel proveniente de la Argentina el cual rondará entre el 54,3% y el 70 por ciento. La medida se suma al impuesto ya vigente por la investigación de subsidios que va del 50,29% a un 64,17 por ciento. Esto significa el cierre definitivo del mercado del país del Norte al producto local.

Según la misiva el ITC instruirá al Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) para que éste cobre los depósitos en efectivo correspondientes a los que compren a la Argentina. El anuncio también recayó sobre Indonesia.

El 6 de octubre pasado había vencido el plazo para que el ITC reciba los comentarios sobre el arancel impuesto por los subsidios el cual cierra definitivamente en algo más de 10 días. A la fecha y más allá que el mismo presidente Mauricio Macri saco el tema en una charla telefónica con su par Donald Trump la semana pasada. Los funcionarios argentinos no fueron recibidos.

El secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross reconoció en el comunicado que el Gobierno argentino solicitó “negociaciones para suspender el antidumping y las investigaciones relacionadas con los derechos compensatorios de las importaciones”.

En esa línea señaló que se “está trabajando con las partes interesadas en posibles acuerdos de suspensión, pero solo firmará esos acuerdos si garantiza que se elimine el daño a la industria nacional de biodiésel y se aborden las prácticas comerciales desleales”.

Las fuentes consultadas reconocieron a este diario que la Junta Nacional dé Biodiésel de los EE.UU. (NBB, por sus siglas en inglés), es la que se niega a hacer un tipo de contacto con sus pares de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).

Vale recordar que fue la NBB es la que pidió a las autoridades del Departamento de Comercio norteamericano una investigación contra el producto argentino al considerar que las mismas se producen con bajos costos. Tras el reclamo llegaron los aranceles preliminares.

Esto mismo fue confirmado por el ITC, “el peticionario es la Coalición Nacional de Comercio Justo de Biodiésel, una asociación ad hoc compuesta por la Junta Nacional de Biodiésel y 15 productores nacionales de biodiésel”.

Para las autoridades del país del Norte, el cumplimiento de las leyes comerciales en los EE.UU. es una prioridad de la administración de Trump. En ese sentido, rescató que desde el 20 de enero de 2017 hasta el 23 de octubre de 2017, Comercio inició 73 investigaciones antidumping y de derechos compensatorios, el cual tuvo un aumento del 52% con respecto al año anterior.

En definitiva el país pierde la posibilidad de divisas por u$s1.200 millones que llegaron hasta el 2016. El cierre de los EE.UU. es un duro golpe para la industria que no se verá compensando por la reapertura de la UE, a la cual también se llega con aranceles.

Una opción en la que ya trabaja la jefatura de Gabinete es la de aumentar las retenciones que hoy son móviles como una opción para que el país del Norte revea la medida.