Cada vez es más recuente realizar tareas para otros países de manera remota. En momentos de alta volatilidad cambiaria, más profesionales observan con atención la posibilidad de trabajar para empresas del exterior, desde su casa.

Un informe de la plataforma Freelancer revela cuáles son los países que más requieren trabajadores argentinos independientes que hacen sus tareas en forma remota y qué vacantes necesitan cubrir.

La mayor fuente de demanda de servicios profesionales de argentinos es Estados Unidos, seguido por Australia y Reino Unido en el tercer puesto.

En cuarto lugar en el ránking se encuentra España, país que hace muchos años requiere talento argentino para distintos empleos.

India y Canadá están en el quinto y sexto puesto respectivamente, ambos son mercados en constante crecimiento y con una enorme demanda de recursos humanos para cubrir vacantes, especialmente en el área de tecnología y diseño.

En Argentina se consolida cada día más esta modalidad, lo que la lleva a ocupar el séptimo puesto de los países que más demandan servicios online.

Para quienes buscan empleo fuera de nuestras fronteras y así poder intentar ganar en moneda dura, como el dólar o el euro, un punto importante es el dominio del inglés, sobretodo porque los países que más argentinos solicitan utilizan este idioma. El dato toma especial relevancia si se tiene en cuenta que uno de los trabajos más solicitados es la redacción de contenidos de todo tipo:académica, reportes, blogs, investigación y traducción, entre otras.

"El talento argentino es reconocido globalmente en todo tipo de rubros y empresas. Los argentinos se destacan por su creatividad, flexibilidad y alto nivel de especialización, que los hacen muy demandados en el exterior", declaró Sebastián Siseles, VP Internacional de Freelancer.com,el portal de trabajo online con más de 32 millones de usuarios en todo el mundo.

Los pedidos más frecuentes están vinculados a empleos del rubro tecnológico, creativo y analítico. Todos estos países requieren argentinos para desarrollar, por ejemplo, análisis estadístico, programación de bases de datos, diseño gráfico, procesamiento de datos, diseño de eBooks, análisis de negocios, programación de asistentes virtuales, data entry y tareas en más de 1.300 áreas de especialización.