El 48% de las empresas argentinas planifica optimizar sus espacios en el mediano plazo y considera que las superficies que ocupan se reducirán, reveló la encuesta realizada por la consultora Newmark Knight Frank.

Entre los aspectos que se anticipan a modificar, se destacan los costos, seguido por la cantidad de locaciones y en menor medida la superficie que ocupan.

Además, el estudio concluyó que el 50% considera que su empresa mantendrá las mismas superficies que ocupaba antes de la pandemia, y "sólo el 2% prevé un crecimiento".

En relación al modo en que se hará, los encuestados apuntaron a cambios de diseño, consolidación de activos inmobiliarios e incorporación de espacios de coworking.


"El coronavirus nos forzó a una nueva dinámica con un fuerte impacto en la forma de trabajar y poco tiempo para prepararnos para este escenario. Aún no podemos saber con exactitud cuáles serán las consecuencias ni su magnitud, pero podemos aseverar que algunas cosas ya no volverán a ser como antes, desde la organización de los espacios de trabajo hasta la interacción entre los empleados", señaló la consultora.

En otros de los puntos relevados, se conoció que a partir de la puesta en marcha de la cuarentena, el 46% de los empleados trabajan más cantidad de horas que su horario habitual de oficina; un 17% manifestó trabajar menos horas que en la oficina, y un 18% trabaja la misma cantidad, pero en otros horarios.

Por su parte, el 60% de los empleadores considera que la productividad se mantiene estable, y los empleados consideran que su capacidad de concentración es alta.

En cuanto a la vuelta al trabajo, sólo el 10% de los encuestados prefiere trabajar en el hogar, el 60% de las personas prefiere una modalidad flexible para la vuelta al trabajo, con un mix de home office y trabajo presencial.