El 84,5% de los inquilinos de viviendas de la Ciudad pagó su alquiler en julio. Esto representa un valor prácticamente igual al relevamiento de junio, que había arrojado un 85% en el nivel de pago, por lo que sigue estando por debajo del 92% que había realizado el pago en tiempo y forma en mayo.

De entre quienes no pudieron pagar el alquiler de su vivienda casi un 8% rescindió el contrato durante julio por los problemas económicos derivados de la actual situación de Aislamiento Social.

En lo que respecta a los alquileres comerciales, las cifras mostraron una importante mejoría respecto a los guarismos de junio, con un 58% de los comerciantes que pudo pagar el alquiler (en dicho mes ese valor había sido del 40%).

En parte, esta mejora se debe a la reapertura de distintos rubros en la segunda mitad del mes, así como a los créditos ofrecidos por el Banco Ciudad a comerciantes. Sin embargo, es importante destacar que la medición de julio se realizó en base a un universo de locales que se redujo considerablemente el mes anterior, cuando la Ciudad sufrió el cierre definitivo del 22% de sus locales comerciales en alquiler.

A esta fuerte contracción en la cantidad de locales alquilados en el sexto mes del año, en julio se sumó un nivel de rescisión del 18,4% entre aquellos inquilinos de locales que no pudieron pagar el canon mensual por el inmueble.

Sin embargo, la imposibilidad de abrir los locales sigue significando un duro golpe para los comerciantes porteños, habiéndose registrado un nivel de rescisión de contratos

Estos datos muestran que, si bien existen señales de mejora, la situación económica producto de la Crisis Sanitaria y el Aislamiento Obligatorio que se vive sigue siendo grave en la Ciudad de Buenos Aires.

Los resultados de este relevamiento, brindados por los profesionales inmobiliarios, quienes mejor conocen el sector por tener acceso directo a la realidad de miles de propiedades, brindan una información confiable y veraz sobre la situación del pago de alquileres en la Ciudad de Buenos Aires.

Los datos se desprenden de un relevamiento que CUCICBA, el Colegio Profesional de los Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, realizó mediante una consulta online a sus matriculados y que contempló un universo de 40.000 inmuebles porteños.