Luego de casi 70 días de aislamiento, mucha gente necesita del auxilio económico de un familiar o amigo para seguir adelante. Y en muchos casos, esa soga llega desde un lugar lejano.

Según la fintech Xcoop, red cooperativa latinoamericana de envío de dinero, al ritmo del avance del confinamiento, el envío de remesas está duplicando su volumen cada dos semanas.

En la compañía aseguran que los principales corredores donde se registraron estas subas fueron Bolivia y Perú, así como también México, Brasil, España y Chile. A su vez, el crecimiento del corredor de remesas domésticas de la Argentina tuvo un gran crecimiento durante la pandemia, debido a las restricciones para el manejo del cash y de los bancos.

 “Es curioso que durante los feriados de mayo se hayan realizado tantas operaciones y que si bien es feriado en la Argentina, no lo es en los países de recepción. Con tiempos de respuesta menores a 24 horas estamos muy conformes con el nivel de satisfacción de nuestros clientes”, explicó Alex Torriglia, CEO de Xcoop, una empresa que permite enviar y cobrar dinero sin la necesidad de estar bancarizado.

Los montos promedios de las remesas enviadas son de 200 dólares. Todas las transacciones se realizan en moneda local, es decir, en la Argentina se mandan pesos, pero en Perú reciben nuevos soles y en Bolivia, bolivianos. Por lo general, es dinero para ayuda familiar.

El envío de remesas es un fenómeno global creciente que en la Argentina representa un flujo de USD5.000 millones al año. Desde el país se envían unos USD3.500 millones anuales y se reciben otros USD 1.500 millones desde el exterior.

El primer país receptor de los envíos familiares es España, con unos USD900 millones anuales, seguido de Paraguay, Bolivia, Perú Venezuela y Colombia.

Por lo general, las transferencias no superan los USD300 y los intermediarios cobran una comisión de entre 3% y 4% por el envío de dinero.

El mercado potencial es muy atractivo. Se calcula que hay un millón de argentinos viviendo en el exterior y cerca de 3 millones de personas de otros países trabajan en Argentina.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Chocolate de exportación: las empresas de Bariloche se abren camino en el exterior

Varios locales de Bariloche han tenido que cerrar ante la falta de turistas y estudiantes

Un holding integrado por el grupo Pérez Companc buscar comprar hasta 90% de Vicentin

La empresa tiene contratos de producción con muchas empresas

Subastan tierras en Pilar, Uruguay y en las provincias de Córdoba y Mendoza

En el entorno del lote de Pilar hay barrios establecidos

Marriott cierra el Sheraton, hace las valijas y se va de Córdoba

Los dueños del edificio analizan que utilidad le darán de ahora en adelante

Un fondo del gobierno británico invierte en una empresa creada por una argentina

Sofía Gancedo promete retornos promedio del 9,4% en dólares

Hornos eléctricos: la competencia entre las empresas levanta temperatura

Los hornos se utilizan en los hogares y también en muchos comercios

Dark Stores: los supermercados también libran su batalla en ese nuevo segmento de negocios

Los lugares se stockean a diario según el tipo de consumo de esa zona

Remates de propiedades sin herederos, una oportunidad para inversores inmobiliarios

Sobre la avenida Alvear hay varias propiedades sin herederos

Supermercados: la marcas propias ganan cada vez más protagonismo en las góndolas

Los consumidores buscan hacer compras cada vez más inteligentes

Desabastecimiento: por falta de oxígeno, la siderúrgica Gerdau detiene su producción en Santa Fe

La demanda de oxígeno de la planta durante abril iba a ser de 1.403.000 metros cúbicos