En busca de desburocratizar los trámites del Estado, el Gobierno presentó un Plan de Simplificación y anunció que 17 provincias y la Ciudad de Buenos Aires ya firmaron el compromiso de un Estado conectado. Aún resta implementarse en provincias como Corrientes, Córdoba, Jujuy, Río Negro, Tierra del Fuego y Tucumán.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, señaló que “queremos un Estado en el que no haya filas ni demoras, no haya idas y vueltas con los papeles, vamos hacia un modelo donde todos los trámites sean 100% online” y contó que hay 634 trámites que ya se pueden hacer a distancia. “No hay que usar al ciudadano como cadete”, repitió varias veces Pablo Clusellas, Secretario Legal y Técnico.

Entre los principios figura: la federalización de trámites y la despapelización. Ibarra señaló que impulsarán, como quiere el presidente, el “silencio por la positiva”, si un organismo no responde en el tiempo acordado, el trámite queda aprobado en favor del ciudadano. “Si se consulta a la AFIP si alguien es deudor y en cinco días no responde, no es deudor”, ejemplificó Clusellas.

Eliminación de las intermediaciones; trámites a distancia con carácter de declaración jurada; vencimiento de la normativa (cuatro años para normas que impliquen carga a los administrativos) y notificaciones electrónicas (se habilita una sede electrónica como válida para recibir notificaciones ofi ciales) serán otros de los puntales. Desde mañana, hasta se eliminará la obligación de liquidar divisas de exportación. La firma digital en la Nube es otra obsesión.

Sobre la posibilidad de despidos, ante estas simplificaciones, Ibarra señaló que “no tiene nada que ver con despidos, hablamos de jerarquización, ya 120.000 empleados se han capacitado. Aplicaremos el concepto de movilidad, que es lo que pasa en todo el mundo”.

“Haremos ahorros equivalentes a 1 punto del PBI en desburocratización, será un ahorro de $90.000 millones en dos años”, dijo Francisco Cabrera, ministro de la Producción, quien aclaro que “cualquier norma que genere una carga burocrática para las empresas lo debe aprobar su ministerio.