SAN NICOLÁS - Con la presencia del presidente Mauricio Macri en la muestra de Expoagro, el Gobierno salió a ofrecer una herramienta más con el fin de reactivar la industria metalmecánica que finalizó el 2018 con una caída del 40%. Frente a ese panorama, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) otorgará créditos para la adquisición de maquinarias y camiones de origen nacional. El monto de la línea es de $1.500 millones a pagar en 48 meses.

Se trata de dos opciones de financiamiento que se harán vía leasing. Una es para la compra de maquinaria agrícola autopropulsada, ya sea de arrastre o implementos para las de origen nacional. La otra refiere a camiones y semirremolques. La tasa que tendrá el préstamo es la Badlar que pagan los bancos privados por plazos fijos de más de 1 millón de pesos, que hoy es del 39,5 por ciento.

El total de la línea es de $1.500 millones de los cuales $500 millones es para maquinarias y $1.000 millones para camiones.

Los créditos serán tanto para clientes como para no clientes y tendrá un tope máximo de $20 millones por empresa, señaló el comunicado del Ministerio de Producción, lo cual difiere de lo dicho por su titular Dante Sica en conferencia de prensa quien señaló que "no habrá topes a las empresas"

Para el ministro "hay una voluntad de los productores para incorporar maquinaria agrícola y queremos que todos tengan la posibilidad de tener más y mejor tecnología".

El crédito es el segundo que se realiza y se podrá pedir directamente en los concesionarios, es decir que no tendrán que ir al BICE. Las empresas le enviarán todos los datos a la entidad una vez que aprobado el préstamos. Sica reconoció que el año pasado "hubo atrasos por eso está vez se creó un sistema más ágil" y aseguro que "los pedidos estarán aprobados a las 48 horas de haber iniciado la solicitud".

Los bienes a financiar deberán ser producidos en el país e incluirán maquinaria agrícola autopropulsada (como tractores, cosechadoras, pulverizadoras) y no autopropulsada (como sembradoras, tolvas, remolques). El año pasado se había generado problemas porque había créditos para las empresas extrajeras. Además, contempla la adquisición de camiones y semirremolques de origen nacional.

En este último punto, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich sostuvo que se introdujo en "la normativa la posibilidad de que en Argentina circulen camiones de hasta 75 toneladas, cuando antes el techo era 45. Este nuevo crédito es un paso más en ese camino para seguir fomentando la productividad del sector."

Vale recordar que ayer el Banco Nación sacó una línea en pesos con una tasa del 43% a cuatro años, que está disponibles durante los días de la muestra.

El mismo fue rechazado por el sector al considerar que "comprar un bien de capital con una tasa del 43% es muy caro, además no tiene sentido un crédito por 4 días", dijo desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), su presidente Raúl Crucianelli, quien además alertó que "ese tipo de promociones no son correctas dado que el comprador adquiere la máquinas por temporadas".

Respecto de lo anunciado por el BICE, el vicepresidente de Pauny, José María López afirmó "que tampoco sirve dado que en dos años se termina pagando en intereses lo que cuesta un tractor".

Desde el sector contratistas, principal actor en la adquisición de la maquinaria, prefirieron evaluar "con más detalle la medida" aunque insisten en que "es necesario una tasa al cero por ciento".

Todo depende ahora de ver qué pasa en los próximos días. Productores consultados advirtieron que "no tomarán ningún tipo de créditos al menos hasta que cambien el gobierno o mejoren las condiciones económicas".

Hoy hay una situación de alarma en las empresas de maquinaria consultadas que anticiparon que están reviendo la posibilidad de frenar inversiones antes de evitar el cierre de algún turno y esperar a ver qué tanto puede ayudar la cosecha, pero volvieron a advertir que sin incentivos de crédito es imposible.