El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) intimó a la empresa postal OCA para que acredite, en el plazo de cinco días hábiles a partir de mañana, la cancelación de las obligaciones impositivas, previsionales y sociales, y en caso de no cumplir caerá automáticamente su licencia para operar en el mercado.

Así lo comunicó el organismo tras la reunión del directorio efectuada ayer al mediodía en la sede del ente de control, en la que se analizó la posibilidad de otorgar una nueva prórroga de treinta días de la licencia que permite a OCA prestar servicios postales en todo el país.

En lugar de conceder una cuarta prórroga, el Enacom decidió intimar a OCA para que acredite dentro de los próximos cinco días hábiles, la cancelación de las obligaciones impositivas, previsionales y sociales, o acompañe constancia del plan de pago aprobado por la AFIP.

Fuentes del organismo precisaron que el plazo de intimación comenzará a regir el mañana, día que vence la prórroga concedida a comienzos de enero, y "en caso de no cumplir" con la presentación de la documentación se dispondrá la "baja en el Registro Nacional de Prestadores de Servicios Postales".

Por el contrario, en caso de presentar los comprobantes de cancelación de obligaciones, el Enacom procederá a resolver la prórroga de la licencia.

Las prórrogas que se venían sucediendo desde noviembre le permitieron a la empresa continuar operando con sus más de 7.000 trabajadores, a la espera de que normalice sus finanzas y logre que la AFIP le extienda un certificado de libre deuda fiscal.

La AFIP le reclama a OCA, empresa en manos de Patricio Farcuh unos $3.400 millones de deuda, de los cuales $2.500 millones entraron en concurso.