La última devaluación también puso patas para arriba al negocio local de las telecomunicaciones.

En los últimos días, los proveedores de internet comenzaron a demandarle al Gobierno que revean el valor que pagan por su principal insumo -el megabyte de banda ancha- y, sobre todo, que le pesifiquen el precio mayorista.

El Gobierno tomó nota y ayer anunció el congelamiento y la pesificación de la tarifa del servicio de internet mayorista que comercializa la empresa estatal de telecomunicaciones ARSAT.

A partir de ahora, y hasta el 31 de enero del 2020, el valor del mega será de $447, unos US$7,6, según la cotización promedio de los bancos durante la jornada de ayer. Según anunció el vicejefe de Gabinete y Secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra, ese monto se irá actualizando de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor de manera mensual a partir de febrero del año que viene.

La medida impactará positivamente en 600 pequeñas y medianas cooperativas que son clientes de ARSAT, que brindan internet en 1.000 localidades pequeñas del interior del país y que cobran en pesos a sus clientes. La expectativa es que ese congelamiento en el precio mayorista también sea trasladado a los usuarios, aunque nadie se anima a asegurar que no habrá reajuste de precios para los clientes en los últimos meses del año.

La decisión oficial causó sorpresa y hasta molestia en la mayoría de los jugadores del sector. Franco Cecchini, Director de Asuntos Regulatorios de IPlan, aseguró a BAE Negocios que "se tomó una determinación en forma inconsulta. Nadie nos preguntó ni nos explicó la decisión. Es una medida precaria y sin bases sólidas". Si bien su empresa no está comprendida en el anuncio, el ejecutivo aporta un análisis global del mercado ya que es también presidente de la Cámara de Comunicaciones Convergentes (Catip) y participa de la Cámara Argentina de Internet (Cabase).

Por su parte, Ibarra indicó que la decisión busca "cuidar a los argentinos y llevarles tranquilidad a las Pymes".

Según el organismo, la iniciativa se estableció luego del análisis de diferentes posibilidades, tanto económicas como comerciales, con el objetivo de mantener las condiciones para que los argentinos puedan acceder a un servicio de calidad, con precios accesibles. "ARSAT absorberá los incrementos para así resguardar a las Pymes y cooperativas que son clientes de la empresa", indicó.

En la actualidad, la red federal de ARSAT cuenta con más de 30.000 kilómetros de fibra iluminada que provee internet mayorista en todo el país.

Hasta 2015, ARSAT ofrecía su servicio mayorista de internet a diferentes precios. A partir del 2016 se estableció una tarifa plana federal, generando igualdad de acceso a todos los prestadores de internet.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Aerolíneas y Latam emitirán pasajes en moneda extranjera vía agencias de viaje

Aerolíneas y Latam emitirán pasajes en moneda extranjera vía agencias de viaje

Aéreas, hoteles y cruceros lanzan descuentos del 30% para atenuar el impacto del impuesto

El turismo emisivo viene cayendo todos los meses

Inmobiliarios dudan sobre el impacto de la exención del impuesto PAIS en créditos hipotecarios

Son cada vez menos los argentinos que tienen acceso a la vivienda propia

Prorrogan la licitación para transmitir fútbol en el exterior pero no la polémica

La prórroga en licitación para transmitir fútbol en el exterior no terminó con la polémica

La batalla de las motos no tiene freno: Zanella acusa a Motomel de querer provocar su quiebra

Zanella acusa a Motomel de querer provocar su quiebra y sigue la batalla

La empresa que fabrica las mermeladas light Cormillot entró en cesación de pagos

La compañía tiene ocho plantas productivas

Desarrolladores inmobiliarios van a la caza de los inversores que quieren dolarizar sus pesos

Las cuotas en pesos se actualizan por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción

Un departamento en la Ciudad de Buenos Aires es 50% más caro que en Mar del Plata o Rosario

En los últimos años, Rosario ha captado muchos proyectos inmobiliarios

Los empresarios proyectan mejores ventas, pero pocos incrementarán sus inversiones

Los ejecutivos muestran su preocupación de cara a un año que será muy complicado

La incertidumbre de los empresarios: aunque esperan que las ventas crezcan, pocos incrementarán sus inversiones

Los empresarios se enfrentan a un año lleno de problemas