El Gobierno abrirá el jueves el calendario 2018 de remates de propiedades del Estado con la subasta de un codiciado terreno de 8.827 metros cuadrados en el exclusivo barrio porteño de Puerto Madero, con un precio base de u$s60 millones.

El terreno por el que competirían los principales desarrolladores inmobiliarios de la Argentina en una subasta pública se encuentra pegado al predio donde la compañía petrolera estatal YPF tiene la torre que opera como su sede central.

La subasta será realizada por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

El Estado ya vendió 35 inmuebles, por los cuales recaudó u$s466,4 millones

En tanto, el 1º de febrero próximo la AABE rematará otro terreno de 2.773 metros cuadrados en Juan B. Justo 1460, en el barrio porteño de Palermo, con un precio base de unos u$s7,2 millones.

Estos son sólo dos de las 64 propiedades que la AABE tiene autorizadas para la venta a través de cinco decretos del presidente Mauricio Macri.

El Gobierno busca desprenderse de todos los inmuebles que se encuentran subutilizados, ya sea por obsolescencia física o funcional, en estado de abandono o mala conservación susceptibles a intrusiones u ocupaciones, o concesionados de manera poco beneficiosa para el Estado, explicaron en la AABE a la agencia NA.

Desde que asumió en diciembre de 2015, Macri ya autorizó para la venta unos 99 inmuebles, de los cuales el Gobierno ya vendió 35, por los cuales recaudó 466,4 millones de dólares.

El 70% de esa recaudación fue a las arcas de cada una de las dependencias públicas a las que pertenecían los inmuebles rematados, y el 30% restante al Tesoro nacional para financiar gastos corrientes.

Entre las ventas programadas se encuentran, por ejemplo, las residencias oficiales de las embajadas de la Argentina en Estados Unidos y Brasil, y oficinas diplomáticas en Colombia.

Antes de terminar el 2017, el Gobierno nacional obtuvo otros u$s50 millones en el remate de una parcela de un terreno ferroportuario en la zona de Catalinas Norte, en el barrio de Retiro, fondos que serán destinados a financiar parte de las obras del Paseo del Bajo.

En la subasta se vendió la parcela número siete de un terreno que actualmente es usado como estacionamiento de vehículos.

De la compulsa participaron las desarrolladoras Consultatio, TGLT y el Fideicomiso BAP; y resultó ganadora Consultatio, de Eduardo Costantini, que ofreció el precio base de u$s50 millones. "Consultatio va a desarrollar el conjunto edilicio de oficinas más grande de la Argentina, con una inversión total de u$s450 millones", anticipó Costantini.

El predio total de 91.337 metros cuadrados y dividido en siete parcelas, se encuentra ubicado en las avenidas Madero y Antártida Argentina, y las calles Cecilia Grierson y San Martín.

Las parcelas 4 y 5, subastadas el 26 de octubre pasado, fueron adjudicadas a la desarrolladoras Consultatio por u$s40,2 millones y a TGLT por u$s40,5 millones, respectivamente; mientras que la parcela 6, rematada el 12 de diciembre fue para Consultatio por u$s50,1 millones.

En diciembre de 2016 la legislatura porteña aprobó la rezonificación de estos terrenos ferroviarios destinados a proyectos integrales de urbanización e inmobiliarios. El Paseo del Bajo será un corredor vial de 7,1 kilómetros que conectará las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata.