El cambio en el patrón climático traducido en un mayor aumento de las precipitaciones en los últimos años, pone en riesgo la productividad del suelo. Sucede que el impacto de las gotas de agua sobre el suelo produce una rotura en la tierra que lleva, a la larga, a su degradación, lo que conlleva a una pérdida de las distintas capas que conforma el recurso natural. Esto hace que en el caso de la agricultura, los rendimientos por hectárea de soja, maíz y trigo dejen ingresos sin levantar por u$s30 millones anuales. Si no se llevan adelante políticas que incentiven al productor a las buenas prácticas agrícolas a través ya sea de la devolución de impuesto u otros programas, en los siguientes diez años el perjuicio para el campo y también para el Estado ascenderá a u$s1.645 millones.

Los datos fueron compaginados en el libro Estimación de la pérdida de suelo por erosión hídrica en la República Argentina, desarrollado por especialistas del Instituto de Suelos del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA.

El texto advierte que alrededor del 26% del territorio argentino, equivalente a 72 millones de hectáreas, presenta niveles de erosión hídrica que superan las tasas tolerables; es decir, que afectan la salud de los ecosistemas. Esto indica un agravamiento del problema, ya que el último estudio efectuado en 1988 estimó que la superficie afectada era de 25 millones de hectáreas, 47 millones de hectáreas menos respecto de la actualidad.

En ese sentido, Juan Gaitán, uno de los responsables del informe afirmó que "el proceso de erosión está dado por cuatro factores: mayores precipitaciones, propiedades propias del suelo, declive del terreno y el hombre".

Las políticas públicas son la herramienta más fuerte para mitigar el impacto del clima en la tierra

Esto último influye sobre la cobertura vegetal, es decir el "manejo de los cultivos sobre el pastoreo, el cual tiende a acelerarse si se desmonta y se hace agricultura, disminuyendo la protección sobre el suelo", afirmó el experto.

Por lo pronto, la tasa media de erosión actual de los suelos, que considera todo el territorio nacional, equivale a seis toneladas por hectárea al año. Esto quiere decir que el suelo se hunde 0,3 milímetros anualmente.

Otra consecuencia es la falta de rotación de los suelos. La siembra de soja sobre soja no permite una reposición natural. Esto debería seguir una secuencia que alterne leguminosas con gramínea; es decir, la sucesión trigo, soja, maíz, cada dos años. Es por eso que será necesario también que se aprueben leyes que promuevan el mayor uso de fertilizantes y de una ley de arrendamiento, para que así el productor tenga alternativas e incentivos en la siembra de otros cultivos y no tener que optar siempre por la oleaginosa. Con la eliminación de las retenciones a los cereales no es suficiente.

En definitiva, Argentina viene demostrando en los últimos años un crecimiento sostenido de su producción, el cual se logró gracias a las nuevas tecnologías, a un creciente nivel de manejo de conocimientos e información y a la capacidad productiva de las tierras. La calidad natural de los suelos tiene límites que deben ser respetados. La mala noticia es que el cambio climático generó eventos extremos de precipitaciones intensas. Estos comienzan a ser cada vez más complejas y se acrecentaran en los próximos años. Sólo las políticas públicas puede ayudar a mitigarlo.

Más notas de

Merino Soto

El campo pidió que la política también "ponga lo suyo"

Último encuentro con las entidades del agro

A horas de asumir Alberto, el campo desacelera la venta de soja

El productor decidió esperar para negociar sus granos

A la espera de un alza en las retenciones, el campo aceleró más de 200% la venta de soja

El campo aceleró más de 200% la venta de soja

“Hay que compatibilizar la rentabilidad y que la población tenga acceso a alimentos en calidad y cantidad”

“Hay que compatibilizar rentabilidad y el acceso a alimentos”

Ex INTA manejará inversiones para pequeños y medianos productores

Los préstamos de bancos mundiales pasaran por las manos de Gabriel Delgado

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

La confianza del campo se derrumbó un 64% tras el triunfo de Alberto

Esperan más retención en soja

Los productores agropecuarios retienen más de US$10.000M en soja y maíz

El campo retiene más de US$10.000 M en soja y maíz