El empresario Ricardo Fabre, creador de la disco New York City, conoce como pocos la noche porteña. Sabe que no podrá reabrir hasta que llegue la vacuna. Durante la cuarentena se prepara para la gran reapertura y el festejo del 40 aniversario. A contramano de un sector que anuncia varios cierres.

Cuando inauguró La City, el 7 de diciembre de 1980, trajo a The Police. Quiso que esa noche fuera inolvidable y lo logró. Este año, la disco con capacidad para 940 personas, cumple cuatro décadas y no para un minuto pensando como sorprender a sus habitués. Desde que arrancó la cuarentena, ya no se ve más la larga fila de personas esperando para entrar en Álvarez Thomas, casi esquina El Cano. Ricardo Fabre igual no se toma descanso, esta reformando todo.  

El rey de La City le dijo a BAE Negocios: “No tengo ningún inconveniente para esperar,  somos propietarios y es una ayuda importante. Una empresa que tiene 40 años, la primera vez que tenés un viento en contra, ¿A los tres meses vas a tirar la toalla? De ninguna manera. Como en una pelea de boxeo, yo estoy preparado para pelear por el título mundial, me banco 12 o 15 rounds. No podes caer por nocaut en el tercer round, no tolero que una empresa se rinda al tercer mes, es una irresponsabilidad”.

La economía no venía bien antes de la pandemia

Hace pocos días se supo que el histórico boliche Mi Club de Banfield podría cerrar sus puertas. Ricardo Fabre opinó: “Con todo el respeto, pero porque no podes abrir tres meses vas a cerrar una disco de 70 años de historia. Si caes en el tercer round es porque ya venías mal, tenía serios problemas. La economía no andaba bien antes de la pandemia. Los últimos dos años de la gestión de Mauricio Macri vivimos una gran recesión y el país se endeudó y no fue justamente para hacer crecer la economía. Muchos de los que cierran ya venían mal”.

Sobre el papel de los empresarios en la pandemia sostuvo: “Se generalizó la cultura del pobrismo, todo el mundo quiere hoy un Estado paternalista que le cubra todos los gastos. Ya bastante tiene con las jubilaciones, los empleados públicos y la asistencia. Basta de pedirle al Estado, ¿qué vas a hacer vos por el Estado? Tendríamos que estar preguntándonos una vez que pase la pandemia, cómo vamos a poner en marcha la economía. Hoy la actividad privada es esclava del Estado, el campo puede poner en marcha la economía, pero no liquidando los dólares a $70 cuando esta $129.  Hay que terminar con los sindicatos y la industria del juicio que genera graves problemas a las pymes”.

Comienza a hablar y se apasiona, lo mismo le ocurre cuando habla de La City. Aprovecha y compra de todo en las subastas gastronómicas on line. Con la disco cerrada, mantiene una estructura importante: “En este momento sostengo a 60 familias que trabajan cuando abrimos los sábados y domingos, más personal fijo de mantenimiento y limpieza.  El Estado nos ayuda con el ATP para pagar los sueldos de 20 trabajadores, los 40 restantes los bancamos nosotros”, contó Fabre.

New York City siempre fue un clásico de la noche porteña que supo aggiornarse, manteniendo el mismo espíritu que la convirtió en una disco de vanguardia en los ’80. “En los primeros años, había 500 personas en la puerta que no podían entrar”, recordó. Fabre se alejó durante la década del ’90 y volvió en 2001. Sigue vigente y con un público mayor de 35 años. Los sábados cobra una entrada única de $400 y ofrece canilla libre de bebidas con alcohol, barra de pizza, postres y café. Además de cenas previas y festejos de cumpleaños.  

“Cómo no van a sentir pasión por La City si muchos venían con 15 años a la matiné y ahora vuelven con 55 años, hay matrimonios que se conocieron ahí. No sé cuantos pueden tener los mismos clientes desde hace 40 años. Con una entrada única disfrutan de todo, nadie se queda con ganas de tomarse un trago o una gaseosa, nuestros clientes se sienten queridos y cuidados. Los conocemos porque si dicen La City son habitúes, si la llaman New York City no venían siempre y si dicen New York, están totalmente fuera de onda. Estoy haciendo reformas para que la gente se sorprenda y será una gran fiesta post pandemia. Para festejar los 40, quiero que entren y digan no puedo creer lo que sucede en este lugar”, explicó Fabre.  

Algunos de los colegas dicen que quieren ver la posibilidad de reabrir como bar. Fabre lo descarta. “No me interesa funcionar como bar, no es posible, los costos son muy altos. Por el lugar, yo necesito mínimo 8 personas de seguridad. Hay que tener muy buena convocatoria con 100 personas pierdo más de lo que gano. Hay que esperar, entender que las discos sólo van a volver cuando aparezca la vacuna. Nadie va a venir a bailar con barbijo. El 2020 está perdido, con suerte será el 2021, si hay una parte importante de la población vacunada”.

Fiestas a domicilio

Ricardo Fabre ya está buscando como reinventar el concepto de La City hasta que la gente se anime a ir a bailar a su disco, sabe que el miedo no se pierde automáticamente. “A la gente le costará salir de su casa, estamos evaluando ir a la casa de nuestros clientes. Darle el mismo servicio de gastronomía, DJ y camareras pero serán fiestas a domicilio. Lo estamos evaluando, podríamos hacer una empresa de catering. Ya veremos “.

La cámara que nuclea a las discos de la provincia de Buenos Aires estima que habrá casi una veintena de cierres de boliches. Fabre dio su opinión: “Me da la sensación que las cifras se inventan un poco, son cifras no confirmadas. Habrá que entender que hay que resistir hasta que llegue la vacuna, no queda otra”.

Más notas de

Graciela Moreno

Por el coronavirus, crece el negocio de los ataúdes de cartón

El presidente de Restbox, Alejandro Faks, asegura que no aumentó las ventas locales por la pandemia

CEO de Newsan: "La renegociación nos ayudará a salir más rápido de la pandemia"

Luis Galli, CEO de Newsan, dirige los destinos de la compañía desde hace ocho años

La Salteña cerró su planta por una semana por casos positivos de Covid-19

Tras varias asambleas, los trabajadores de La Salteña pidieron hisopados y cierre preventivo de la planta

Club de la Birra, la cervecería artesanal que suma locales en la cuarentena

Club de la Birra, una cervecería artesanal que crece en la pandemia

Un ex legislador milita la apertura de bares y restaurantes clandestinos en la pandemia

Crece la apertura de restaurantes clandestinos durante la pandemia

Estrellas de Tik Tok crearon The Fun House en la cuarentena y conviven 14 horas al día

Los tiktokeros ganan hasta U$D100 por día en The Fun House

Una bodega lanza vinos para homenajear a los hinchas de fútbol

Juan Pablo Morales, el enólogo que sabe llegar al corazón de los hinchas

El histórico bar La Biela de Recoleta atraviesa uno de sus peores momentos

La Biela, un bar con 70 años de historia en el barrio de Recoleta

El dueño del clásico restaurante Edelweiss asegura que va a resistir

El futuro del histórico restaurante Zum Edelweiss

Cerró el bar La Rambla, con 57 años de historia en el barrio de Recoleta

La Rambla de Ayacucho y Posadas no sobrevivió a la pandemia