La empresa Embraer registró en el primer trimestre del año pérdidas por unos de u$s40,5 millones frente al resultado negativo de u$s32,8 millones del mismo periodo de 2018, informó la fábrica brasileña de aviones.

Asimismo, el informe da cuenta de que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) del trimestre fue un 32% inferior en la comparación interanual.

La deuda neta a fines de marzo era de 4.300 millones de reales (u$s1.083 millones), casi el doble que la de los primeros tres meses de 2018 (2.553 millones de reales o u$s643 millones), reportó la agencia de noticias EFE.

La cartera de pedidos firmes de la empresa alcanzó los u$s16.000 millones al final del primer trimestre, cuando se entregaron once aeronaves comerciales, frente a las 14 del mismo periodo de 2018; y 11 ejecutivas, las mismas que el año anterior.

A pesar de la caída en el número total de entregas, la facturación de la compañía permaneció prácticamente estable, en unos 786,1 millones de dólares, 0,32% por encima de los tres primeros meses de 2018.

La tercera mayor fabricante de aviones del mundo planea entregar este año entre 85 y 95 aeronaves comerciales y entre 90 y 110 ejecutivas, mientras espera la aprobación de su asociación con la estadounidense Boeing, que depende exclusivamente de los organismos reguladores.

En febrero pasado, los accionistas de Embraer dieron el visto bueno en Asamblea General Extraordinaria para la venta del control de su división comercial a Boeing para la creación de una nueva empresa.