La brasileña JBS, una de las mayores productoras de carne del mundo, llegó a un acuerdo para la compra de Rivalea, líder en la creación y procesamiento de cerdos en Australia, por 135 millones de dólares.

El acuerdo incluye la adquisición del 100% de Rivalea, filial que pertenece a la empresa de alimentos QAF Limited, listada en Singapur, según informó JBS.

Rivalea es responsable por "el 26% de los cerdos procesados en Australia", mercado en el JBS ya estaba presente a través de la firma Primo y donde ahora será líder del segmento porcino, si se concluye la operación.

El negocio permitirá que JBS "aumente su diversificación de productos en Australia y crezca el volumen de alimentos de mayor valor agregado a base de carne porcina en Primo", añadió la compañía brasileña.

Rivalea tiene una facturación anual de aproximadamente 310 millones de dólares y un Ebitda de cerca de 29 millones de dólares, y cuenta con dos unidades de fabricación y más de 1.000 empleados.

JBS subrayó que la operación está sujeta a la aprobación de los órganos reguladores competentes. En 2020, obtuvo un beneficio neto de 915 millones de dólares, lo que supuso un 24,4 % menos que en 2019, aunque registró una facturación récord.

La multinacional cuenta con unas 400 unidades de procesamiento de carne bovina, porcina, ovina y de pollo en 15 países, entre los que figuran Brasil, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y China.