Square, la herramienta de servicios financieros dirigida por el fundador de Twitter, Jack Dorsey, cerró un acuerdo definitivo para adquirir una participación mayoritaria de Tidal. La plataforma de música en streaming, propiedad de Jay-Z, pasará a estar bajo el control de la compañía aunque "operará de forma independiente".

Square pagará 297 millones de dólares entre dinero en efectivo y acciones para adquirir la participación. El acuerdo incluiría, si la operación termina cerrándose, que el rapero y empresario Jay-Z se incorpore al Consejo de Administración de la empresa compradora.

El acuerdo busca ampliar el "propósito de empoderamiento económico" de Square a los músicos, dijo la empresa en un comunicado. La idea, aseguran, es facilitar a los artistas el acceso a sistemas, herramientas y "libertad financiera". El texto recuerda cómo su servicio Cash App ha hecho más cercanos y accesibles diferentes servicios financieros a todo tipo de clientes, "muchos de los cuales han sido históricamente ignorados y desatendidos".

"Square ve la oportunidad de aprovechar esos aprendizajes para ayudar a los músicos a encontrar nuevas formas de apoyar su trabajo y tomar mejores decisiones a través de Tidal", apuntan. En definitiva, monetizar su trabajo.

Para Jack Dorsey, también fundador de Square, "todo se reduce a una simple idea: encontrar nuevas formas para que los artistas apoyen su trabajo". Jay-Z, por su parte, defiende que desde el principio dijo que Tidal era algo más que streaming "y seis años después, ha seguido siendo una plataforma que apoya a los artistas en cada momento de sus carreras". La plataforma siempre ha defendido que es la única construida para artistas debiéndose a los artistas.

De hecho, el acuerdo contempla que todos los artistas accionistas de Tidal sigan siendo copropietarios de la plataforma tras el cierre de la operación, aunque Square vaya a tomar el control.