La venta de vinilos se reinventa en pandemia. Para sobrevivir a la cuarentena las disquerías comenzaron a vender online, por Instagram y hasta por Whatsapp. Se sumó el crecimiento de ferias de vinilos que organizan vendedores en el interior y las veredas de bares. La histórica disquería porteña Cactus se animó a fines del 2020 y organiza una feria mensual en la vereda. Una forma de venta que llegó para quedarse.

La historia del vinilo tuvo su auge en la Argentina hasta principios de la década del ’90, cuando se dejaron de fabricar en el país. Fueron cediendo terreno primero al cassette y luego al CD que tuvo su reinado hasta hace 15 años, mientras no existían el streaming y las copias. Los cassettes hace más de una década que no se fabrican masivamente en el país.

Si bien siempre se conservó un mercado de nicho para la venta de vinilos, ya que en el exterior nunca se dejaron de fabricar, recién se volvieron a poner de moda hace poco más de una década. La feria de discos de Parque Rivadavia fue una de las primeras, luego pasó a Parque Centenario y ahí sigue firme.

feria de vinilos Berlina
La feria de vinilos ya es un clásico en el bar Berlina

Cuando comenzó a caer a venta del CD resurgió el vinilo. “Algunas distribuidoras importaban los discos, luego empezaron a hacer reediciones de música argentina en el exterior hasta que vieron que era negocio y empezaron a montar fábricas de vinilo en Argentina como Morello que le fabrica a Sony o Grupo Laser Disc GLD que le fabrica a Warner y a músicos independientes”, señaló Darío Raris, dueño de la disquería Cactus de Uruguay 290 desde hace 17 años.

El crecimiento de la venta de vinilos fue tal que hasta la empresa argentina Winco relanzó hace cuatro años, el tocadisco de vinilos y con su marca batieron récords de ventas. Este año apuestan al reproductor de cassette y a la doble cassettera, algo desconocido para los milennials, a los que hay que explicarles que los cassette son una cajita pequeña de plástico, compacta que tiene en su interior enrollada entre dos bobinas una cinta magnética para la grabación y reproducción de sonidos. En agosto, lanzan al a venta los pasacassettes  a la venta y rondarán los $8000. Pero en las disquerías aún no se ve tal furor por los cassettes.

Así como ya casi no quedan CDs en las casas, el dueño de Cactus cuenta que cada vez se acerca más gente a venderle CD. Incluso los cartoneros son los que más los ofrecen, por cada CDs “si no es nada especial los pago entre $40 y $50”.

Winco tocadisco
Winco que relanzó los tocadiscos hace cuatro años, en agosto lanza doble cassetteras

Un panorama del valor de los discos: “Un vinilo cuesta entre $1500 a $7000, los más baratos son los fabricados en Argentina. Los más caros no son los discos nuevos, sino las ediciones muy buscadas. Vinilos de rock y jazz argentino que no fueron muy masivas. Por ejemplo el vinilo original de Artaud de Pescado Rabioso de Luis Alberto Spinetta cotiza entre 200 y 400 dólares, mientras que una reedición esta $4000”, explicó el dueño de Cactus.

Lo curioso es el público fanático de vinilos. “Antes era un comprador más grande que había vivido la movida del rock de los ’60 y ’70 o eran muy jóvenes y en ese entonces no tenían la capacidad de compra. Hoy el mercado lo hacen crecer los jóvenes”, contó Raris.

Ferias de vinilos

La pandemia también azotó a las disquerías. Raris contó a BAE Negocios: “Cactus estuvo seis meses cerrado, ahora abrimos pero no tiempo completo. Fue difícil trabajar a pérdida, gastar ahorros, pero nos ayudó la venta online, en mayo había días que mandaba 15 a 20 paquetes por día. El mercado online me ayudó a pasar esos meses que fueron muy duros. Desde septiembre del año pasado empecé con las ferias itinerantes los primeros sábados de cada mes de 13 a 18 horas y nos va muy bien”.

La vereda se llena de estantes y jóvenes y grandes revuelven hasta encontrar “joyitas”. “Hay CD y vinilos desde $50, al público le encanta revolver, al coleccionista le da una adrenalina especial”, explicó Darío Raris.

La moda de las ferias cobra cada vez más impulso, en varios bares porteños y del conurbano se juntan fanáticos dela memorabilia. Algunos anfitriones de estas ferias son Rockin' Músic Bar, Pekin Bar de Pizzas y en San Telmo, La feria de vinilos se hace en Berlina. Con origen platense, Vinilos Social Club es una feria de vinilos itinerante que rota por el conurbano. Ante esta competencia, las disquerías como Cactus decidieron salir a dar batalla, la próxima será el sábado 3 de abril.

feria de vinilos
Los vinilos ganan la calle en pandemia en Cactus

Más notas de

Graciela Moreno

Planetarios móviles: lanzarán franquicias en todo el país

El boom de los planetarios móviles

Para hacer más accesible el Steel Frame, Barbieri invierte 460 millones de pesos

Barbieri busca democratizar el Steel Frame para que puedan acceder las clases más bajas

Garbarino: el compromiso del Presidente con los trabajadores

Los trabajadores hicieron una protesta y el Presidente los vio y los mandó a llamar

Pirelli invirtió 10 millones de dólares y se convirtió en el único productor de neumáticos para motos del país

La planta de Merlo de Pirelli, desde donde se exportan neumáticos a Sudamérica y Estados Unidos

Expo Cannabis: cómo participar en la ronda de negocios

Durante tres días se realizará Expo-Cannábica

Desembarca la consultora de comunicación chilena MGC

Tatiana Guilloff, CEO de MGC Latam que viene al país

Cerró Café Vinilo de Palermo, un espacio con 12 años de historia

Cerró Café Vinilo de calle Gorriti, un lugar de culto desde hace 12 años

Reabre el histórico Bar Notable Los Laureles de Barracas

Los Laureles, será un bodegón milonguero con precios populares

Fibran Sur invirtió para producir un 40% más de trapos de piso Media Naranja

Fibran Sur compró la ex planta de Alpargatas en Catamarca

Kavak adelanta sus planes: lanza su app, el service para autos usados y llega al interior del país

Jaime Macaya, el CEO de Kavak, busca 400 empleados