Potash of Saskatchewan obtuvo la aprobación antimonopolio de Estados Unidos para su fusión con Agrium y crear así el mayor proveedor mundial de nutrientes para cultivos después de acordar la venta de instalaciones de producción para resolver problemas de competencia.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) dijo en una declaración que sin las ventas de activos la combinación de las dos compañías -los dos mayores productores de fertilizantes de Canadá- perjudicarían la competencia en dos mercados para químicos utilizados para producir fertilizantes.

La aprobación se produce en medio de una ola de consolidación entre las empresas que producen suministros esenciales para los agricultores, como productos químicos para protección de cultivos y semillas. Bayer está tratando de obtener la aprobación antimonopolio en todo el mundo para comprar el gigante de semillas Monsanto luego de la venta de Syngenta a China National Chemical y la fusión de Dow Chemical y DuPont. Precios de los cultivos históricamente bajos y un declive en los ingresos de los agricultores han ayudado a impulsar los mega-acuerdos a medida que se ajustan los márgenes.

La decisión de la FTC sobre el acuerdo Potash-Agrium es la aprobación regulatoria final que las empresas necesitaban, dijeron en un comunicado conjunto. Las compañías esperan completar la transacción el 1º de enero y la compañía fusionada se llamará Nutrien.

"Nos complace haber recibido la aprobación regulatoria final y esperamos con interés la formación de Nutrien", dijo Jochen Tilk, presidente ejecutivo de Potash, en el comunicado.