Después de una década de operaciones, el Grupo Ditec, titular de la firma Ditecar, se retira de la Argentina.

Ditecar, un grupo que ya tiene cincuenta años, fue el representante de las marcas Jaguar, Land Rover y Volvo durante la última década y, en algún momento, llegó a postularse incluso para comercializar la japonesa Mazda en el país.

Desde 2018, el grupo de capitales chilenos buscaba un socio local para seguir adelante con sus operaciones en la Argentina, pero como su iniciativa no arrojó resultados positivos, decidió transferirle la representación al Grupo Cafo, informó el portal iProfesional.

El Grupo Cafo (Campo Family Office) es la firma encabezada por Jaime Campo, cuya pata automotriz opera con el nombre Autovisiones. Es propietaria de concesionarios Audi, Hyundai y Kia, además de varios talleres de servicios para estas tres marcas.

A partir de ahora, pasará a ser el nuevo importador de Jaguar, Land Rover y Volvo en el país. Antes de caer en manos de los Campo, Ditecar había negociado con otros importadores independientes, pero las conversaciones se fueron enfriando a medida que avanzaba la crisis del mercado automotor local.

Según fuentes de las dos empresas, en el transcurso de las próximas horas, se difundirá un comunicado oficial, con el nombramiento de los nuevos directivos a cargo de estas tres marcas importadas.

Los planes de lanzamientos de nuevos productos seguirían sin cambios. Días atrás, Ditecar anunció que "próximamente" pondrá a la venta las nuevas generaciones de las Land Rover Defender y Range Rover Evoque.

Ditecar asumió la representación de Jaguar, Land Rover y Volvo en agosto de 2009 y durante el primer año, trabajó en sociedad con Nordenwagen, propiedad de la familia Pulenta, importadores de Porsche.

Sin embargo, cuando surgieron las primeras trabas a las importaciones, Nordenwagen se abrió de Ditecar. Antes de eso, estas tres marcas habían operado bajo la representación de Ford Argentina (con la división Premier Automotive Group).