El gigante farmacéutico francés Sanofi anunció hoy que se ha finalizado la compra del laboratorio estadounidense Bioverativ, especializado en el desarrollo de medicamentos para la hemofilia, una operación lanzada en enero pasado y que valoraba a la empresa en u$s11.600 millones.

La farmacéutica francesa hizo este anuncio un día después de que se cerrara el plazo por la compra, en la que aseguró que ha pagado 105 dólares por acción.

La empresa europea dijo que espera un retorno sobre la inversión superior al costo del capital en un plazo de tres años, y que esta compra no afecte a su calificación crediticia.

Gracias a sus dos productos estrella para la hemofilia, Eloctate y Alprolix, Bioverativ obtuvo u$s847 millones (695 millones de euros) en ventas en 2016, a los que hay que sumar u$s41 millones (unos 34 millones de euros) de cánones.

La firma estadounidense comercializa esos dos fármacos en Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia y prevé hacerlo también en otros países.

La operación da a Sanofi "un sólido posicionamiento en el creciente mercado de la hemofilia y extiende su presencia en el segmento de la medicina de especialistas", señaló el presidente de Sanofi, Olivier Brandicourt.

El grupo francés ha adquirido recientemente también el laboratorio de biotecnología belga Ablynx por 3.900 millones de euros.