A partir de la resolución 378/18 publicada ayer en el Boletín Oficial, el Instituto Nacional de Semillas (Inase) obtendrá lo información sobre lo que sembró el productor a partir del Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) que está en manos de la AFIP. Mientras que el origen de la simiente será aportada por la cadena comercial. El cambio llega justo cuando la Comisión de Agricultura de Diputados acordó empezar a debatir los cambios de la futura ley que data de los 70.

Habrá que ver si no hay un impedimento legal para que las empresas le pasen los datos de sus proveedores al Inase. Quizás el productor deberá consentir vía firma si acepta el nuevo mecanismo.

En lo inmediato se entiende que "siempre" las empresas le ofrecieron este mecanismo al Gobierno que hoy parece ser aceptado.

Por lo pronto, la Comisión de Agricultura aceptó realizar jornadas para dar a conocer y debatir sobre los cinco proyectos que hablan sobre la modificación de la actual ley de semillas.

Un tema no menor es que nunca se hizo efectivo el llamado "acuerdo" celebrado por el Ministerio de Agroindustria que impulsó la "mesa" entre la industria y productores. Los puntos que de ella salieron no se concretaron en un proyecto.

Tampoco llegó al Congreso la iniciativa elaborada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). La presión del jefe de Gabinete, Santiago del Solar, sobre las rurales y denunciada por el titular de la entidad, Dardo Chiesa fue efectiva.

Aunque Chiesa afirmó a este medio que buscaría llevarla al Parlamento sino se acercaba a la propuesta oficial. Pero a la fecha, eso no paso. Por ende ganó Del Solar.