No toda la gastronomía está en crisis. Algunos se arriesgaron, redoblaron la apuesta y crecieron y se expandieron en medio de la pandemia.  En el corazón del barrio de Palermo, mientras muchos bajaban la cortina, La Malbequería y la emblemática parrilla Lo de Jesús se reinventaron y duplicaron la cantidad de locales. Abrieron dos lugares más en Palermo y en Belgrano para delivery y take away, lanzaron una tienda online y van por más, abren una boutique de carnes maduradas y otro local en el barrio de Caballito.

En el año 1953, el español Jesús Pernas recién llegado de España abrió un almacén de ramos en el que ofrecía vermouth, matambre caseros y sándwiches de jamón crudo en la esquina de Cabrera y Gurruchaga y lo tuvo abierto hasta 1999. Luego lo tomó el hijo de Alberto Olmedo y lo convirtió en Rucucu. En 2001, los nuevos dueños abrieron una parrilla y le pusieron Lo de Jesús, en homenaje al español más conocido del barrio.

Con una gran clientela y la llave del éxito en la mano, abrieron hace cinco años La Malbequería, una vinoteca que ofrece el mismo servicio de Lo de Jesús y además organiza eventos y catas. Juan Caorsi, socio gerente de La Malbequería y Lo de Jesús, contó a BAE Negocios: “Somos una parrilla y restaurante de carnes maduradas entre 15 y 21 días para que estén más tiernas y más rico sabor. La Malbequería es la primera vinoteca especializada en malbec, tenemos más de 450 etiquetas. En ambos lugares ofrecemos la misma comida y los vinos a precios de góndola. Los vinos se consumen ahí o se pueden llevar. Hace dos años, abrimos a media cuadra un centro de producción, se recibe la mercadería, se madura la carne y se distribuye a los locales”.

Juan Caorsi de La Malbequería
Juan Caorsi, el empresario gastronómico que no le tuvo miedo a la pandemia

Aquel 19 de marzo cuando arrancó la cuarentena, muchos gastronómicos no supieron o no pudieron reinventarse. Juan Caorsi contó a BAE Negocios cómo pudo salir adelante: “Teníamos que sostener a 80 familias, no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Nos pusimos en una semana a cranear el delivery. Durante dos semanas hicimos pruebas de packaging, lo más difícil era lograr que las carnes llegarán bien 20 minutos después. En tres semanas tuvimos el delivery activo,a fines de junio teníamos 250 pedidos diarios, 600 platos por día. No había ningún restaurante abierto, nos ayudó que la gente nos conocía y que hicimos una campaña muy agresiva regalando muchos platos de carne y pastas a los clientes y vecinos. Pudimos sostener la estructura por el delivery, la ayuda del Gobierno con ATP y la buena relación con los proveedores”.

Juan Caorsi, socio gerente de La Malbequería y Lo de Jesús, contó cómo se expandieron en pandemia: “Abrimos dos locales más para delivery y take away, en septiembre uno en Armenia y Cabrera en Palermo donde estaba el bistró de Darío Gualtieri que cerró en la pandemia, pero hoy nos asesora. Estamos pensando en poner mesas y atender. Además abrimos en diciembre una “dark kitchen” o cocina oculta en Moldes y Monroe en Belgrano. En agosto, abrimos una tercera sucursal en Caballito para agosto”.

No se quedaron quietos, arrancaron con catas virtuales en pandemia y con la apertura sumaron shows con cata de vinos. Hace 15 días abrieron una tienda online de vinos. “Hacemos envíos a todo el país y tenemos un portfolio de más de 300 etiquetas. Encontramos oportunidades dentro de la crisis, nos ayudó a crear nuevas unidades de negocios. El delivery vino para quedarse”, contó Caorsi.  

En diciembre de 2019, habían alquilado un local frente a La Malbequería para hacer un bar de vino por copa. La pandemia cambió los planes y el local se convirtió en un depósito. La idea fue desensillar hasta que aclare. Con el panorama más claro, van por más.

Abren una boutique de carnes maduradas

Se suman a la tendencia que indica que la venta de carnes maduradas es el camino. “Nuestro nuevo proyecto es abrir para la primavera una boutique de carnes maduradas envasadas al vacío en Gurruchaga 1417, ofreceremos carnes, embutidos, quesos, vinos, copas, decanter y cuchillos”, contó Juan Caorsi, quien está cursando la flamante carrera de Sommerliers de carnes que ofrece la Universidad de Buenos Aires.

Pero los proyectos no terminan aquí, están ultimando los detalles para lanzar un vino con marca propia. Los dueños de La Malbequería y Lo de Jesús son un claro ejemplo de resiliencia en medio de una pandemia que vio desaparecer a marcas gastronómicas históricas.

La Malbequería
La Malbequería un lugar al aire libre y cuidado en pleno Palermo

Más notas de

Graciela Moreno

Volvió la Bidú Cola, busca distribuidores y ya se vende en 12 provincias

Vuelve la Bidú, la primera gaseosa cola de Argentina. Con la imagen de Lionel Messi y Neymar

Volvo llega a un shopping con autos de 100.000 dólares, invita un test drive y patisserie de Damián Betular

Concept Store Volvo para seducir a compradores

Makro abre locales con foco en la venta minorista, no sólo mayorista

Pedro José Balestrini Leal confirma las inversiones del grupo holandés en el país

La increíble historia de las tierras ancestrales que REMAX quiso vender en la Quebrada de Humahuaca

La movilización de las comunidades originarias en reclamo de las tierras

Dos hoteles de lujo se convierten en un "shopping" dos días a la semana

El glamoroso Alvear Palace Hotel renovó muebles en pandemia, vende todo lo que no usará

Reabre el bar Los Laureles de Barracas, el último bastión del arrabal porteño

Vuelven las noches tangueras al barrio porteño de Barracas

Llegó Sbarro: ¿Cuánto cuesta comer una pizza XXL de pepperoni?

Llegó la pizza neoyorquina de pepperoni a la Argentina

El dueño de Manaos habló de los enfrentamientos con los movimientos campesinos de Santiago del Estero

Orlando Canido habló de Manaos, el impuesto a la riqueza y sus conflictos con el Mocase.

Santista Argentina invierte 16 millones de dólares, vendió el 45% de sus acciones al industrial Carlos Muia

La planta de Santista suma la última tecnología en medio de la pandemia

Cerró el bar La Paz, repleto de historias de bohemios e intelectuales

Adiós al bar La Paz