La industria de cruceros espera duplicar la cantidad de visitantes en los próximos cuatro años hasta alcanzar el millón de personas.

El mayor flujo ya se viene palpando en los últimos años. Según un informe del Centro de Navegación Argentina, se incrementó 50% las recaladas de los buques en las ciudades de Buenos Aires y Puerto Madryn entre las temporadas 2015/16 y 2019/20.

Las expectativas de potenciar ese crecimiento están sustentadas en el plan de inversiones por casi $3.000 millones que Estado y empresas ya están aplicando para mejorar la infraestructura, en las bajas en los costos y en los cambios de las normativas.

Las obras son encaradas en los puertos de Buenos Aires, Mar del Plata, Puerto Madryn y Ushuaia. El plan es mejorar el dragado, construir nuevas terminales de pasajeros y ampliar la capacidad de los muelles.

El informe elaborado por la Comisión de Cruceros del Centro de Navegación, indica que hubo una variedad de factores, impulsados en forma conjunta por organismos públicos y privados, que ya están incidiendo en la fuerte expansión del sector en los últimos años.

En cuanto a los costos, se lograron significativas reducciones que incidieron en la competitividad del sector, tales como la reducción del 20% en peajes de Hidrovía, del 66% en la Tasa Pasajeros en Migraciones y 53% sobre la Tasa de Pasajeros en el Puerto de Buenos Aires.

También hubo quitas del 100% en tasas por el servicio de faros y balizas y por el uso de Puerto Buenos Aires en el caso de buques de gran porte, que en Puerto Madryn es de hasta el 25% por volumen. En Ushuaia se redujo un 33% la tasa de pasajeros.

El Gobierno también ha impulsado la reducción de tasas por pasajero en el Puerto bonaerense, pasando de US$5,70 a US$4,70; la unificación de tasas migratorias entre las terminales; la fijación de tarifas máximas para el servicio de practicaje y bajas a la tarifa del combustible.

A nivel infraestructura, los tres cambios más importantes que se lograron hasta ahora fueron la mejora de la conexión vial Terminal de Cruceros-Paseo del Bajo, la ampliación del muelle para cruceros de Puerto Madryn y el dragado en la terminal de Ushuaia.

Modificaciones
Al mismo tiempo, desde el Centro de Navegación se impulsaron cambios normativos en relación a la Aduana. Entre ellos, el aprovisionamiento, promoviendo que los barcos puedan definir los puertos argentinos para recibir en forma ágil y eficiente todo lo que los pasajeros consumen, como carnes, frutas, verduras y vinos, permitiendo así que los productos argentinos naturalmente y sin trabas suban a cada barco sin costos extra.

En lo que respecta a los combustibles, se terminó con la imposibilidad de cargar los tanques en forma limitada, sujetas a interpretaciones de viajes que no se condecían con las necesidades reales de los buques, indicó el organismo.

Las consecuencias de todos estos avances son significativas para el turismo y la economía argentina, dice el informe del Centro de Navegación Argentina al remarcar la fuerte incidencia en la generación de divisas para el país.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos