El negocio del fitness está más activo que nunca: 2018 arrancó con la incorporación de nuevos formatos y servicios para seducir a un público cada vez más exigente.

Con varios años en el mercado, la marca argentina de gimnasios Smart Club Multiespacio dio un giro y ahora busca brindar experiencias y convertirse en un jugador fuerte. Abierto las 24 horas, ofrece hasta niñera gratuita para sus clientes, entre muchos otros servicios como bar, tattoo, spa y DJ en vivo. Este año decidió imponer su sello y expandirse: planea una inversión de u$s4 millones para abrir cinco sedes en el primer semestre en cotizadas locaciones porteñas.

Con perfil y precios más bajos, viene tímidamente a dar batalla a gigantes establecidos como Megatlon y SportClub, que ágilmente ya planifican su contragolpe.

Smart Club tiene hoy su casa matriz en el barrio de Colegiales, pero cuenta con un ambicioso plan para 2018. Hugo Rossi, su gerente de marketing, explica que "abriremos cinco gimnasios en el primer semestre. Alquilamos el local donde estaba el boliche Esperanto en Palermo Hollywood. Allí vamos a invertir u$s800.000 y en febrero, abriremos ahí nuestro segundo local. En marzo, inauguraremos el tercero a pasos de Cabildo y Juramento, en Belgrano. En abril, abriremos en Corrientes y Scalabrini Ortiz, donde hoy ya funciona un gimnasio. En agosto, seguiremos con Puerto Madero y otro local en avenida Santa Fe y Pueyrredón".

El concepto Smart Club abre de lunes a viernes las 24 horas. Incluye beauty center, peluquería, barber shop, tattoo studio, bar natural y tienda de suplementos dietarios. Una de las ideas más novedosas es ofrecer una guardería gratuita para chicos de más de cuatro años, atendida por docentes especializadas.

La membresía cuesta en promoción $950 mensuales, es necesario contratar seis meses para pagar ese valor (las principales cadenas exigen doce meses), permite acceder a sala de musculación, cardio y más de cien clases de distintas disciplinas. Si se elige el pago mensual, el valor se eleva a $1.400.

El ejecutivo aclara que "estamos en un nicho diferencial, avanzaremos con aperturas hasta que la demanda lo permita. Por ahora no pensamos en un plan de franquicias. Ofrecemos una sala VIP no incluida en la membresía con Thermobike y Electrofitness, además de nutricionista y personal trainer para lograr resultados en menor tiempo". Para los fanáticos de la tecnología, tienen una aplicación trepara reservar clases y cargadores de dispositivos móviles en sala de musculación.

Alta competencia

En un mercado que cuenta con 8.000 gimnasios, el objetivo es diferenciarse del competidor.

La marca OnFit, creada por un ex Megatlon, está incursionando en el segmento low cost. La cadena tiene tres sedes, en donde ofrecen pases anuales por $5.900, a razón de $491 mensuales.

Megatlon promete dar batalla en este segmento y en abril lanzará una segunda marca, con precios más económicos, que se suman a sus 32 sedes en todo el país. Hoy su pase más costoso, el Platino Plus, cotiza en $1.870 mensuales.

SportClub, que tiene una sociedad con la cadena Tuluka, ya cuenta con 47 sedes. La gran novedad es que esta semana abrirán un nuevo modelo de gimnasio bajo la marca Urban Six, en avenida Directorio 1396. Se trata de un complejo de entrenamiento de alta intensidad (HIIT), para mejorar tonicidad muscular, agilidad, resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad, con ejercicios son fáciles que contarán con monitoreo cardíaco para evaluar los resultados. El centro ofrece dos membresías: el pase Black a $1.450 y el Gold a $1.250.

Además, SportClub se quedará con las sedes Rodríguez Peña y Coronel Díaz de WellClub. La primera la convertirán en SportClub mientras que la segunda será un Urban Six.

Guillermo Vélez, director de Mercado Fitness, una comunidad de negocios y capacitación destinada a profesionales y empresarios de clubes y gimnasios, indica que "en el mundo hay tres corrientes de modelos de negocio: gimnasios de bajo costo que no han despegado acá, los boutique o de nichos y los premium como Open Park Rosedal".