Las acciones del gigante tecnológico chino Alibaba registraron una caída del 9%, su nivel más bajo desde junio pasado, pese a la ampliación del programa de recompra de la empresa por USD10.000 millones, que no logró aliviar las preocupaciones sobre las posibles acciones regulatorias contra el imperio financiero y de comercio electrónico fundado por Jack Ma.

Las fuertes ventas de las dos últimas sesiones han pulverizado casi USD116.000 millones del valor bursátil del gigante de la tecnología que cotiza en Hong Kong.

El espiral descendente se intensificó cuando los reguladores chinos anunciaron el pasado jueves la apertura de una investigación antimonopolio sobre Alibaba, e informaron que convocarían a su filial Ant Group para una reunión. Las acciones estadounidenses de Alibaba se hundieron más del 15% ese día.

"La investigación antimonopolio de Alibaba aún no ha especificado las sanciones, lo que preocupa mucho a los inversores", dijo Zhang Zihua, director de inversiones de Beijing Yunyi Asset, quien añadió que el resultado de la investigación podría "cambiar enormemente" las valoraciones de la empresa.

El nerviosismo de los inversores se acentuó el último fin de semana luego de que el banco central chino solicitara a su filial financiera Ant que reorganice su negocio de crédito y otras operaciones de financiación al consumo.