El viernes se desplegará una nueva edición del "Black friday" con grandes ofertas y descuentos que se encontrarán tanto en tiendas físicas como online. Esta vez, ante críticas sobre ediciones anteriores, especialistas aconsejaron tomar recaudos de seguridad, como es revisar la ortografía de los anuncios o verificar las características de las apps comerciales, para evitar estafas. 

En las fechas de descuentos online las compras se multiplican y al igual que en ocasiones especiales (como Navidad o el Mundial de fútbol), "los cibercriminales se aprovechan de este tipo de eventos para lograr que sus campañas maliciosas lleguen a una mayor cantidad de usuarios", explicó a Télam Cecilia Pastorino, especialista en seguridad informática. 

"El principal problema que enfrentan los usuarios al comprar por Internet es el robo de información", señaló la especialista que trabaja en la empresa Eset Latinoamérica, y dijo que actualmente "los engaños más populares son aquellos que dirigen al usuario hacia sitios falsos generados con el fin de obtener los datos de tarjetas de crédito, cuentas de PayPal (u otros medios de pago digital) y credenciales de banca electrónica". 

Por eso aconsejó que una de las principales medidas de protección a la hora de hacer compras online es "desconfiar de ofertas y promociones excesivas". Si bien el Black Friday es una jornada de promociones, "algunas falsas bordean lo absurdo para llamar la atención de la víctima", agregó Leonardo Carissimi, director de Seguridad de la empresa Unisys. 

El especialista ejemplificó que si una persona recibe un anuncio del nuevo Smart TV de 55 pulgadas con una fracción del precio normal del mercado, es recomendable que haga algunas comprobaciones antes de seguir adelante con la compra: "¿La empresa es conocida? ¿Se conoce el sitio web? ¿El enlace para hacer clic apunta a la página oficial o a una página diferente?".

La atención a la redacción del mensaje es otra de las claves para evitar ofertas falsas, y un ejemplo es el de identificar errores de ortografía.

"Puede parecer trivial, pero es un asunto serio: en febrero de 2016 un fraude cibernético de 1.000 millones de dólares fue descubierto (y evitado) en Asia, precisamente porque los criminales cometieron errores de escritura en las órdenes de pago falsificadas", comentó Carissimi.

En el proceso de compra también se debe prestar atención a las aplicaciones: "Compruebe el nombre de la página (los delincuentes van a usar nombres parecidos a la app oficial), la cantidad de opiniones (las apps falsas tendrán pocos comentarios); la fecha de publicación (las falsas tienden a tener la fecha de primera publicación más reciente), si hay errores de escritura en el nombre o descripción", precisó. 


Por último, los especialistas aconsejaron realizar las transacciones siempre desde redes WiFi "seguras y confiables".